•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cientos de fieles católicos de Nicaragua celebraron ayer con una misa el octavo aniversario de la ordenación episcopal del sacerdote Silvio José Báez Ortega como obispo auxiliar de la diócesis de Managua.

La eucaristía estuvo presidida por Báez, uno de los obispos más influyentes de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, quien dio gracias a Dios “por estar celebrando el octavo aniversario de mi ordenación episcopal”.

“Me encomiendo a sus oraciones”, continuó el religioso en la misa celebrada en la parroquia Jesús Sacramentado.

Báez fue nombrado obispo auxiliar de la Diócesis de Managua el 9 de abril de 2009 por el papa Benedicto y ordenado el 30 de mayo de ese mismo año en Nicaragua.

“Mi buen hermano y amigo, como no recordar esta hermosa fecha, cuando hace ocho años se me concedió la gracia de imponerte mis manos y ungirte con el Santo Crisma, ordenándote obispo”, expresó el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes en un mensaje.

“Cuenta siempre con mi cercanía en la amistad y la oración”, agregó Brenes, también arzobispo de Managua. Nicaragua es un país de 6,3 millones de habitantes, de los cuales el 58,5 % se considera católico, según datos oficiales.