•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para el comandante Edén Pastora el fallecimiento del panameño Manuel Antonio Noriega representa la muerte “del mejor agente de la CIA en el mundo, en su momento”. Pastora recordó las dos veces que Noriega le propuso desconocer a la dirigencia sandinista a cambio de entrar como líder triunfante en Managua, meses antes del triunfo de la Revolución en 1979. 

Noriega murió la noche del 29 de mayo en Panamá a los 83 años. Como militar fue jefe de Estado de la República canalera desde 1983 hasta diciembre de 1989, cuando fue derrocado por una invasión del Ejército de los Estados Unidos.  En 1992 fue condenado a 40 años de cárcel en los Estado Unidos por sus vínculos con el narcotráfico, también purgó cárcel en Francia por lavado de dinero del narcotráfico. 

Durante los años 70, Noriega fue hombre de confianza del también militar y mandatario panameño Omar Torrijos y en esos años fue cuando tuvo contactos con el comandante Edén Pastora.

“En síntesis, Noriega era el mejor agente de la CIA, el mejor pagado fuera de las fronteras de los EE. UU., era el mejor agente en el mundo. Su jefe en la CIA fue George Bush, cuando este era jefe de la CIA. Tuve relación con Noriega cuando trabajé con Torrijos, que nos ayudaba (a las fuerzas insurgentes del Frente Sandinista). En esos tiempos Noriega fue inmensamente leal con Torrijos, tuvo esa virtud”, valoró Pastora.  

Noriega “nunca reveló un solo secreto”

El conocido Comandante Cero, que lideró la toma del Palacio Nacional en Managua en 1978, también recordó que Noriega era el protector del argentino Roberto Vital Gaguine, principal autor del atentado de La Penca, ocurrido en una comunidad rural de la frontera sur en las riveras del Río San Juan,  el 30 de mayo de 1984. Pastora, quien lideraba un comando armado contrarrevolucionario, iniciaba una conferencia de prensa cuando estalló una bomba que dejó siete personas muertas entre periodistas, camarógrafos y choferes,  22 personas más resultaron heridas. 

“Apoyaba a Vital Gaguine, un argentino doble agente que trabaja para la izquierda y para la derecha y Noriega fue el que en Panamá le daba apoyo a ese hombre que llevó la bomba a La Penca”, afirmó.

Galería de fotos: Manuel Antonio Noriega, el hombre fuerte de Panamá

“Una vez usado, a Noriega el imperio lo despreció y abandonó y murió en la desgracia más grande. Lo satanizaron, la invasión de Panamá fue la más aplaudida y apoyada por el mundo. En Noriega se cumple aquella máxima de José Martí, en política lo real es lo que no se ve. En el caso de Noriega, esto es lo que no ve la gente”, recordó Pastora.