•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua el consumo per cápita de leche es de 90 litros, la mitad del mínimo que recomienda la FAO, que es de 180 litros de leche al año por persona.

La leche es uno de los alimentos más completos porque contiene proteínas, minerales y vitaminas, y es por ello que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) promueve desde 2001, el 1 de junio como el Día Mundial de la Leche, para sensibilizar sobre la importancia de su consumo.

Este alimento es importante desde la etapa de gestación, pasando por la lactancia, el desarrollo de los niños, adolescentes y jóvenes, hasta la adultez y la vejez. 

La leche contiene calcio, un elemento importante para el desarrollo y mantenimiento de nuestros huesos. 

Dos vasos de leche contienen un 68% de la cantidad recomendada de calcio que debemos consumir diariamente y aporta el 50% de la proteína diaria recomendada para niños y 28% para adultos. 

“Un vaso de leche contiene alrededor de un 10% de magnesio y 17% del potasio, que se recomienda consumir cada día”, indicó Daniel Guerrero, director del Instituto LALA. 

Diferentes estudios han demostrado que la leche ayuda a combatir la desnutrición y controlar el peso en cualquier edad. También contribuye a prevenir enfermedades como la diabetes tipo 2.

La leche es una excelente fuente de hidratación, ya que incluye minerales, nutrientes y electrolitos que permiten hidratar y nutrir el cuerpo en cualquier momento del día o después de una jornada de ejercicios. 

“Tomando en cuenta todo lo anterior, es importante que consumamos al menos dos vasos de leche al día y que acompañemos nuestra buena nutrición con una jornada de ejercicios de al menos treinta minutos diarios para tener una excelente calidad de vida”, indicó Guerrero.