•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre hoy y mañana, la organización Techo espera recolectar en el país un millón de córdobas, los cuales destinará para la construcción de viviendas para personas de escasos recursos y al mismo tiempo continuar implementando otros programas sociales.

“Cada año tenemos una campaña institucional, con el objetivo primero de movilizar a jóvenes voluntarios y el otro recaudar fondos para los programas y las actividades que realizamos. Una de las actividades va a ser la gran colecta que va a estar desarrollándose en Managua, León, Chinandega, Granada y Estelí, en la que estarán participando más de 4,000 jóvenes”, mencionó Olga Valle, gerente general de Techo.

Agregó que la cantidad a recaudar les permitirá construir 200 viviendas a familias que habitan en asentamientos. Según Valle, la meta propuesta esperan alcanzarla no solo mediante el aporte que realicen las personas en las alcancías que los voluntarios tendrán disponibles en las principales vías de las ciudades participantes, sino también a través de la compra de algunos productos elaborados por  empresas aliadas tales como restaurantes de comida rápida, la compra de una camiseta alusiva al evento, productos adquiridos en tiendas de conveniencia.

Desde el año 2009 Techo ha realizado en el país una colecta anual con la cual, según Moisés Flores, director social de la organización, ha podido construir más de 1,800 viviendas de madera cuya dimensión son 18 metros cuadrados. Dichas casas han sido elaboradas en 44 comunidades del país, han trabajado con más de cien líderes comunitarios e involucrado a cerca de 23,000 voluntarios.

“Nuestro módulo habitacional es de 18 metros cuadrados. Es una vivienda transitoria que le permite a las familias tener mejores materiales y condiciones físicas, a la vez aporta a la salud de la familia como tal, porque no están en constante contacto con el suelo. Nueve de cada diez familias con las que nosotros trabajamos tienen pisos de tierra y esta vivienda les permite una mejor condición”, precisó  Flores.

La construcción de las viviendas se realizará el fin de semana del próximo 23 y 24 de junio y participarán no solo los voluntarios de la organización, sino también las familias beneficiadas. Las casas tienen una vida útil de hasta diez años.