•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos hombres acusados de causar cuatro muertes en dos accidentes de tránsito evitaron este jueves  ir a juicio, ya que lograron acuerdos con los representantes de sus víctimas en los tribunales de Ticuantepe y Managua, respectivamente.

Uno de los acusados pagará US$10,000 y el segundo entregará C$500 mensuales por seis años, para cubrir la colegiatura de un niño que quedó en la orfandad.

El primer acusados que medió  con sus contrapartes fue Francisco Meza Ruiz, de 63 años, quien se comprometió a  pagar US$10,000 en concepto de compensación a los representantes de los tres fallecidos y dos lesionados.

La mediación entre Francisco Meza y los familiares de las cinco víctimas  fue alcanzada  minutos antes que iniciará el juicio en el Juzgado Local Penal de Ticuantepe, pero fue suscrito hasta pasado el mediodía.

Adultos mayores en riesgo de ser embestidos por autos

El acuerdo le evitó tener que enfrentar un juicio donde debía responder por los delitos de homicidio imprudente y lesiones imprudentes; además recuperar la libertad y su camioneta.

Francisco Meza Ruiz, quien tiene dificultades para caminar por desgaste en ambas rodillas, con voz entrecortada y sin poder evitar las lágrimas, pidió perdón a los familiares de la victimas quienes le observaron con los rostros compungidos.

“Yo no quise hacer daño a nadie, yo también andaba trabajando buscando la vida como ellos (las victimas)”, dijo Francisco Meza Ruiz, agregando que nunca antes había estado preso, hasta que lo encerraron  cuatro semanas por este accidente.

Este jueves los representantes de los tres fallecidos recibieron el pago de US$2,000 (equivalente a C$60,000) y los parientes de los lesionados US$1,000 (equivalente a C$30,000). 

60% de accidentes fueron provocados por ebrios

El saldo restante de 500 dólares para los parientes de las víctimas mortales y 250 para los lesionados será pagado el próximo 29 de junio en el Juzgado de Ticuantepe a las nueve de la mañana.

Pago de colegiatura

En el Juzgado Segundo Local Penal de la capital, Kesly Ortega Chavarría, quien el  10 de febrero del año en curso, en un accidente de tránsito causó la muerte de  la oficial de policía, María Gabriela Martínez López, se comprometió a pagar la educación primaria del hijo menor de su víctima.

En este accidente que ocurrió el 10 de febrero cerca del Complejo Judicial Central Managua, también el acusado salió gravemente lesionado por lo que todavía permanece postrado en una silla de ruedas.