•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El anhelo de casi todo empresario es poder comercializar sus productos fuera del mercado nicaragüense, y para concretar ese deseo se requiere cumplir una serie de requisitos técnicos  (capacidad productiva, peso, medidas fitosanitarias), pero sobre todo tener la certeza de que el producto que se ofrece tiene potencial exportable, sostiene el especialista Jesús Albizú, experto en internacionalización del Centro de Promoción de Importaciones de los Países Bajos (CBI).

El especialista impartió ayer un taller a pequeños empresarios que aspiran a poder concretarse o consolidarse como exportadores, como parte del proyecto de la Academia de Exportación que impulsa la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN) y agregó que otro de los aspectos a potenciar está referido a no seguir pensando en la exportación únicamente de productos tradicionales, sino también los llamados no tradicionales y los emprendimientos.

 “Estamos hablando mucho últimamente de emprendimientos, pero cómo enlazamos los emprendimientos de las personas nicaragüenses con los mercados internacionales, esos son aspectos a trabajar”, dijo Albizú.

Capacitación 

Alejandra Borgen, propietaria de la empresa Zorka, fue una de las asistentes a la conferencia. Según ella, la empresa surgió de un proyecto académico mientras cursaba una clase en su formación como diseñadora gráfica.

“Como yo estudio diseño gráfico me orientaron que diseñara un empaque para un producto típico nicaragüense, entonces ideé un empaque para rosquillas, a partir de eso le vi futuro y procedí a sacar los permisos sanitarios, a registrar la marca y el empaque aquí en Nicaragua y posteriormente, dar a hacer las cajas, contactar a la persona que me hace las rosquillas y toda la logística”, contó Borgen.

Ese proceso inició hace casi diez meses, y las rosquillas están comercializándose en tiendas de conveniencia, en el aeropuerto y está en pláticas para iniciar a venderse también en  supermercados.

La pequeña empresaria está convencida que su producto tiene el potencial necesario como para hacerse un lugar en el mercado internacional, sin embargo está consciente que para lograrlo debe efectuar varios procesos para mantener estándares de calidad y buenas prácticas de manufactura por mencionar algunas.

Es por esa razón que APEN desde hace tres años impulsa la formación del sector exportador del país, a través de la Academia de Exportación. Mario Arana, gerente general de la organización destacó que en este período de tiempo han contado con la asesoría del CBI y de la Academia Internacional de Comercio AIT.

“Nosotros estamos ofreciendo una gama bastante amplia de programas que incluyen diplomados, entrenamiento en casa, certificaciones sobre cursos cortos y temáticas muy diversas desde lo básico sobre cómo exportar hasta aspectos de contrato, financiamiento, asociatividad, calidad”, mencionó Arana.

Según el directivo, para este año se capacitará a 800 personas vinculadas a sectores como pequeña industria, agro y servicios, para ello ya cuentan con aproximadamente 40 docentes capacitados en temáticas de exportación que impartirán los cursos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus