•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Alizeth Blanco afirma que perdió un embarazo de gemelos por presunta negligencia médica en la sala de emergencias del Hospital Escuela Regional Santiago de Jinotepe. La mujer de 30 años de edad reside en la comunidad de Los Potrerillos de la ciudad de Santa Teresa, Carazo.

Blanco cuenta que “tenía tres meses de embarazo, el 30 de abril tuve un sangrado, me fui al centro de salud de aquí de Santa Teresa, pero la doctora me trasladó hacia el Regional. Estando allá me atendieron como a las tres horas, luego me revisó el doctor de turno y me dijo que ya no había nada qué hacer, que el producto ya estaba perdido y que harían un legrado”, dijo Blanco.

Alizeth explicó que la doctora del centro de salud le dijo que tenían que hacerle un ultrasonido, pero que no lo hicieron, tampoco utilizaron un dopler para escuchar los latidos del corazón del feto.

“El doctor de inmediato me realizó el legrado, al día siguiente me dieron de alta y solo me dieron acetaminofén, pero antes de irme yo le dije a una doctora que yo sentía que algo se me movía en el vientre, pero ella entre risas me dijo que era locura mía, que nada se me iba a mover porque ya no tenía nada, entonces me fui para mi casa”, explicó entre lágrimas la afectada.

Sin embargo, Alizeth Blanco afirma que el día 18 de mayo se encontraba en la cocina de su casa, cuando sintió que algo pesado le salió de su vagina, de inmediato corrió a su cuarto a revisarse y pudo observar un bulto rojo como un coágulo de sangre, buscó un pedazo de cartón, lo revisó y se dio cuenta que era uno de sus bebés.

“Yo no sabía que mi embarazo era gemelar, mucho menos el doctor, porque no me hizo el ultrasonido antes de hacerme ese legrado, pero lo que más me duele es que mi niño estuvo vivo dentro de mi vientre 18 días y sin una piernita porque ellos se la arrancaron cuando hicieron el legrado. Además me fui al hospital de regreso con el niño envuelto en papel higiénico y allí me dijeron que todavía tenía la placenta del primer bebé y que me habían realizado un legrado incompleto, pedí una epicrisis, pero me dijeron que no me tenían  que dar nada porque eso fue una consulta normal la que me habían hecho”, expresó Blanco.

Denuncia ante el Silais departamental

Este lunes 29 de mayo, Alizeth interpuso formal denuncia ante las autoridades del Silais, la cual tiene su sede en la ciudad de Jinotepe, Carazo.

El doctor Álvaro Urroz, subdirector del Silais, dijo que habían recibido una queja de parte de la afectada, pero que solo fue verbal y que tenía que ser escrita, pero que la había enviado de regreso al centro hospitalario a que le hicieran una valoración médica para hacer la debida revisión del caso.

Alizeth Blanco también interpuso la denuncia ante el director del Hospital Escuela  Regional Santiago de Jinotepe.

“Yo todo lo voy hacer a como es, voy a luchar hasta que me escuchen, fueron dos vidas las que arrancaron de mi lado, no lo hago porque quiera dinero porque ni todo el oro del mundo me va a regresar a mis hijos, soy pobre y humilde, pero honrada, lo haré para que la gente vea las negligencias y el peligro que uno corre en manos de los médicos inexpertos de ese hospital, estuve a punto de podrirme por dentro y morir por culpa de una negligencia médica”, expresó Blanco.

Por su parte, el doctor Faisal Eslaquit aseguró que se está investigando el caso y que estarían entregando a la afectada el conclusivo de la auditoría médica y que más detalles no podía dar, ya que son casos bien personales. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus