•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En dos comunidades del norte y sur de Chinandega se lleva a cabo un estudio que busca conocer cuánto conoce la población sobre las enfermedades causadas por los zancudos, entre ellos el zika.

En Chinandega hubo 13 casos sospechosos de zika que dieron resultados negativos, sin embargo las autoridades de salud se apoyan en una propuesta de los organismos Save the Children y la Federación Internacional de Cruz Roja, que junto a la filial de Cruz Roja Chinandega, completan un diagnóstico de la zona.

“Terminamos 40 encuestas, 20 efectuadas en el Reparto La Florida,  al sur de la ciudad de Chinandega, incluyendo el Instituto de Secundaria Tomás Ruiz, como la comarca rural La Grecia No. 1, incluyendo la Escuela Ángela Moreira, ubicada al norte, donde se completaron las otras 20”, precisó Alfonso Martínez, a cargo de la brigada de voluntarios cruzrojistas.

Martínez indicó que como parte del estudio se llena un cuestionario y este es aplicado a maestros, líderes comunales, amas de casa, productores, estudiantes y comerciantes. Con el cuestionario se pretende conocer cuánto conocen y cómo podrían prevenir  enfermedades como el zika, el dengue o la malaria.

Los resultados preliminares indican que la población conoce poco sobre estas enfermedades y no toma acciones para prevenirlas.

El trabajo en campo comenzó hace 21 días. Es simultáneo a lo que se está realizando en cinco países, entre ellos El Salvador, Honduras, Costa Rica y República Dominicana. En Nicaragua se lleva a cabo en Somoto, Madriz, isla de Ometepe, Matagalpa, Masaya y Chinandega.

Hugo Olivares, voluntario de la filial en Chinandega, explicó que se construye una estrategia para dar a conocer a la población sobre el control de vectores, la promoción de cambios, la vigilancia y la limpieza domiciliar, ya que es desde el hogar que debe iniciarse la prevención, dijo.

“Reducir la transmisión del zika y minimizar el riesgo de la microcefalia” son parte de los objetivos cuando se implemente la campaña departamental, que nos involucra a todos”, dijo Olivares.

Las visitas casa a casa en estos dos grupos poblacionales han revelado que existe poco manejo de la basura, no usan los mosquiteros y no hay limpieza permanente en las escuelas e institutos, explican los voluntarios.