•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exceso de velocidad habría provocado un fatal accidente de tránsito ocurrido ayer a eso de las 4:30 a.m. en el kilómetro 42 de la carretera Panamericana Norte.
Las víctimas mortales son Óscar Rosales Vargas, de 75 años, conductor del camión placa MT 28346, y su ayudante Samuel Sebastián Budier, de 22. Ambos quedaron prensados entre la chatarra de la cabina. 

Los cuerpos fueron extraídos con material hidráulico por bomberos y cruzrojistas. 

Según testigos y habitantes de la zona, Rosales se desplazaba a más de 100 kilómetros por hora y al parecer no se percató que el camión placa M 085731, estaba estacionado sobre la vía, así que impactó sobre la parte trasera del automotor.

“Yo iba para el matadero, pongo el pidevía y las intermitentes y de repente sentí que me empujaron. Cuando fui a verificar qué había ocurrido, miré que el camión se había metido y un señor pasó y dijo que las víctimas lo habían aventajado, por eso digo que iba a alta velocidad”, dijo Gonzalo José Talavera Vargas, de 55 años, conductor que estaba aparcado y cargado con cañas de azúcar.

Serán las autoridades de Tránsito del Distrito Ocho, quienes determinarán las causas del accidente y si el camión tenía las señalizaciones correspondientes.

Otra de las víctimas mortales que pereció en accidente fue Cinthya Pérez, de 30 años, quien había salido del trabajo en la empresa Cuba Electric y colisionó contra una rastra atravesada en el camino y sin señalización en Juigalpa.

La muerte fue instantánea. La familia doliente piden justicia y que el conductor de la unidad sea castigado con todo el peso de la ley.

Una doctora que se había trasladado de Managua a   Rivas para brindar su servicio social, no logró sobrevivir a un fatídico accidente de tránsito  que se registró la noche del lunes en la carretera que une esta  ciudad   con el municipio de San Jorge.

Según la policía de Rivas,  la doctora  identificada como Digna Gutiérrez Flores, de 26 años, viajaba como pasajera de una moto conducida de este a oeste por su amiga Magali Rodríguez, de 27, y de manera repentina fueron impactadas por el motociclista Jonathan  Marín.

De acuerdo con el reporte policial, Marín, de 20 años, conducía en estado de ebriedad una moto pulsar 135 y cuando circulaba por  el bar y restaurante “El Pirata”, alcanzó e impactó la motocicleta.

Producto del impacto  la galena resultó con  un trauma craneoencefálico severo y de tórax y fue trasladada de emergencia  del hospital de Rivas al Antonio Lenín Fonseca de Managua, donde falleció a las 6:30 a.m. de este martes.

Según el informe de socorristas de la Cruz Roja que acudieron a cubrir la emergencia, la conductora  también resultó con lesiones graves y permanece en el hospital de Rivas con politraumatismo generalizado. 

Gutiérrez era originaria de Tipitapa y durante su estadía en Rivas trabajó en el hospital Gaspar García Laviana, en puestos  de salud de Tola  y desde hace un mes laboraba en el Sistema Local de Atención Integral en Salud (Silais) del  departamental de Rivas.   

Con este deceso, el número de víctimas por accidentes de tránsito asciende a 23 en el departamento de Rivas.