•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por segundo día consecutivo, este martes la Policía habría llevado ante la jueza Indiana Gallardo a un reo distinto para el cual fue ordenada la captura por un robo agravado seguido de homicidio frustrado.

Con cédula de identidad en mano, partida de nacimiento y récord de antecedentes policiales emitido el pasado mes de mayo, Miguel Ángel Osorno Acevedo alegó que nada tiene que ver con el Miguel Ángel Osorno, a quien la Fiscalía formula cargos por robo agravado y homicidio frustrado.

El hombre cuya defensa asumió la Defensoría Pública, porque el defensor privado que tenía fue sustituido por falta de capacidad,  dijo a la judicial que él no tiene nada que ver con el robo agravado y homicidio frustrado del cual fue víctima David González Pérez el 3 de septiembre del 2016 en el barrio Naciones Unidas.

“El verdadero ladrón vive en la otra cuadra donde yo vivo. Él está tranquilo en su casa y mi madre casi se muere cuando llegaron a traerme preso”, dijo Miguel Ángel Osorno Acevedo, quien rompió en llanto al ver a su anciana madre perder el conocimiento cuando lo vio en el banquillo de los acusados.

Cinco días

Ante el aparente error de identidad que tuvo en la cárcel a Miguel Ángel Osorno, la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Indiana Gallardo, dio un plazo de cinco días a la Fiscalía para que mejore su intercambio de información  y prueba.

Esto porque en el documento con el cual la Fiscalía respalda su acusación no hay ningún reconocimiento de reo por parte de la víctima,  además la judicial ordenó que se  lleve a la audiencia inicial a la víctima  para que aclare si ese Miguel Ángel Osorno es quien participó en el robo.

Mientras llega la audiencia inicial prevista para el próximo 16 de junio, Miguel Ángel Osorno Acevedo podrá estar en libertad, pero presentándose una vez al mes a firmar ante la Oficina de Control de Procesados, según lo resuelto por la judicial.

Un día antes (lunes) algo similar sucedió en esa judicatura cuando la Policía presentó de manera equivocada a Bladimir Murillo Aguinaga como participante de un robo ocurrido en septiembre del 2015, cuando en realidad el sospechoso para quien existe orden de captura es Bladimir Murillo Gutiérrez.