• Boaco, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El impacto del golpe de leche ha bajado drásticamente el precio de este producto, cuya pichinga antes valía 350 córdobas pero ahora anda entre 260 y 280 córdobas. por lo cual a algunos productores de Boaco le sale más rentable botarla, expresó el presidente departamental de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (Unag), David Sandoval.

“El impacto es mayor en los lugares inaccesibles donde cuesta sacar la leche y los acopiadores se aprovechan. La situación de la leche está monopolizada”, expresó el productor del municipio de San Lorenzo y dirigente de la Unag.

En tanto, el presidente de la cooperativa San Felipe, de Boaco, Juan Ramón Aragón, indicó que los productores están pegando el grito al cielo porque los precios de la leche y el queso se han caído totalmente.

“El acopio está bien irregular, las plantas no quieren leche, está parejo en todo el municipio, no obstante no hemos dejado de acopiar ni un sólo día y a nadie le hemos dejado leche”, sostuvo.

Recalcó Aragón que en los mercados los precios están deprimidos y las plantas no han incrementado los volúmenes, “lo mismo que estaban comprando en verano, están comprando en invierno y han reducido los precios y la oferta de leche es mayor”.

A cada productor de esta cooperativa de Boaco se le ha caído el precio hasta en 100 córdobas por pichinga, en tanto el valor promedio del litro de leche anda por los 6.50 y 7 córdobas.

Una pichinga tiene 40 litros de leche y costaba 350 córdobas, pero ahora tiene un valor máximo de 280 córdobas.

El acopio en la cooperativa San Felipe se ha incrementado a 30 mil litros diarios.

“Vendemos una parte (60 por ciento) y el resto (40 por ciento), lo procesamos en queso para el mercado nacional, tenemos las bodegas llenas, pero hemos logrado cancelar e ir vendiendo y los productores están seguros que en la mañana siguiente la camioneta de la cooperativa va a pasar recogiendo la leche”, aseguró Aragón.