• |
  • |
  • Edición Impresa

La confianza que le tenían en el comando de la Policía en Jinotepe, Carazo, y la confusión que provocó el desmayo de un reo la tarde del 25 de agosto del 2014, fueron determinantes para que Helio José Jarquín Cortés, alias “Furia y Toro”, se fugara.

“Él (Helio Jarquín) era un reo de confianza que hacía labores de limpieza (barrer) en la estación policial”, aseguró este jueves el abogado Jaffar Rafael Mendieta. Después “Furia y Toro” se declaró culpable de los delitos de quebrantamiento de sentencia y portación ilegal de armas.

Seguidamente la defensa reveló que su representado para la fecha en que se fugó tenía aproximadamente un año de estar cumpliendo con la sentencia de 30 años que quebrantó al fugarse.

En la audiencia de debate de pena que se hizo después que “Furia y Toro” se inculpó ante el juez Séptimo Local Penal de la capital, Donaldo Alfaro, su abogado defensor, Jaffar Mendieta, pidió al judicial tener como atenuante a favor de su cliente el hecho que haya sido reo de confianza de la Policía.

Tres años

En la audiencia de debate de pena la fiscal auxiliar, Fabiola Mercedes Mendoza, solicitó que “Furia y Toro” sea condenado a dos años de prisión por quebrantamiento de sentencia y uno más por portación ilegal de armas.

En ambos casos se trata de la pena máxima por cada uno de esos delitos, subrayó la representante del Ministerio Público.

La fiscal auxiliar, Fabiola Mendoza, respaldó su petición presentando copia de la sentencia de 30 años de prisión quebrantada por Helio Jarquin Cortés. En esa resolución “Furia y Toro” fue condenado por violación agravada, robo agravado y homicidio.

Otra prueba aportada por la representación fiscal, para pedir la pena máxima para Helio Jarquín, son las acusaciones que existen en los tribunales de Carazo por los otros delitos que cometió después que se fugó de la cárcel.

Citado en Carazo y Diriamba

Este jueves se informó que el próximo miércoles será acusado por la mañana en el Juzgado Distrito Penal de Audiencia de Diriamba, donde la Fiscalía le formulará cargos por robo con intimidación en perjuicio de Henry González.

Ese mismo día por la tarde, pero en el Juzgado Distrito Penal de Audiencia de Jinotepe, será llevado a audiencia para oír la acusación que pende en su contra por el crimen de Carlos Manuel Téllez Luna.

Además de las acusaciones antes mencionadas, “Furia y Toro” enfrenta cuentas pendientes con la justicia por las lesiones gravísimas que causó a Arsenio Medina a quien le cortó el brazo izquierdo de un machetazo.