• Panamá |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Expertos de la Organización Mundial de Migraciones (OMI), parlamentarios y funcionarios de la ONU definirán a partir de hoy en Panamá una ley marco para las migraciones “respetando los derechos humanos”, informó la presidenta del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), Blanca Alcalá.

La presidenta del Parlatino y vicepresidenta del Senado mexicano indicó en una rueda de prensa que este viernes inicia la XXXIII Asamblea General “con un diálogo parlamentario de alto nivel sobre la migración en América Latina y el Caribe”, que concluirá el próximo sábado con una resolución en la que propondrán su visión del problema.

“Es un asunto global, complejo y de actualidad, al que pretendemos abordar desde el enfoque que la migración sea segura, ordenada y responsable”, con respeto a los derechos humanos y “respetando la soberanía de los países”.

Señaló que la política migratoria estadounidense desde que el presidente Donald Trump tomó posesión, también será parte de las deliberaciones, pero anticipó que el Parlatino ya ha expresado su posición de que “ofende” a toda la región las pretensiones de edificar un muro en la frontera con México.

Marcelo Pisani, responsable de la OMI para Norte, Centroamérica y el Caribe, refirió en la misma rueda de prensa que el foro es el producto “de un trabajo de varios meses” recogiendo datos estadísticos, “que es lo más difícil”, y buscando una política migratoria “firme y sólida” de largo plazo “fundamentada” en leyes.

De acuerdo con los datos que maneja la OMI en la región, la migración hacia Estados Unidos ha disminuido por varias razones, como el fin de la política “pies secos, pies mojados” hacia los cubanos, mientras que los extracontinentales están buscando otros destinos.

Explicó que, por ejemplo, ahora México es un país de destino, no de paso, para los inmigrantes, al tiempo que admitió que, actualmente, es “muy difícil” llevar estadísticas porque los datos “no son fiables”.

Por su parte, Diego Beltrand, responsable de la OMI en América del Sur, sostuvo que también Chile, Brasil y Uruguay se han sumado a Argentina como países de destino de los emigrantes.

“Unos 200 haitianos ingresan a diario a Chile ahora”, detalló.

A Brasil llegaron después del terremoto de 2010 hasta 40,000 haitianos, que luego comenzaron a migrar hacia el norte de América, mientras en Costa Rica hace dos años quedaron 7,000 cubanos varados “de los cuales 3,500 no sabemos cómo pasaron” al norte, refirió.