• |
  • |
  • END

Eric Cabezas, quien actúa en el caso del mexicano-estadounidense Eric Stanley Volz, como abogado acusador particular, señaló a EL NUEVO DIARIO la tarde de ayer, que la sentencia emitida por la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada, en la que se deja en libertad a Volz, es totalmente nula, por ser una sentencia avalada por un ciudadano norteamericano, en este caso el magistrado Roberto Rodríguez Baltodano, quien confesó públicamente ser de esa nacionalidad.

Cabezas fue nombrado desde inicios del crimen atroz de Doris Ivania, como el abogado particular de la familia de la víctima, y la tarde de ayer se trasladó al Tribunal de Apelaciones de Granada a introducir un recurso de casación en el que pide se revoque el fallo que emitieron Rodríguez Baltodano y Alejandro Estrada, en el cual dejan en libertad a Volz, y, a la vez, ordenan que se le regrese su pasaporte y diez mil dólares, lo cual no fue acatado por la juez del Distrito Penal de Juicio de Rivas, Iveth Toruño Blanco.

Entre los argumentos del recurso de casación, Cabezas destaca que la sentencia es nula por ser firmada por el magistrado norteamericano, Rodríguez Baltodano, “lo cual es totalmente ilícito, según el artículo 136 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, ya que en ese capítulo se establece que para ser magistrado de los Tribunales de Justicia se requiere ser nacional de Nicaragua y no haber renunciado a la nacionalidad, salvo que la hubiere recuperado por lo menos en los últimos cinco años”, dice textualmente.


Sencillamente, no podía ser magistrado
A la vez, Cabezas cita el artículo 161 de la Constitución Política de Nicaragua, el cual también señala que para ser magistrado de los tribunales de justicia, se requiere ser nicaragüense, y que los que hubiesen adquirido otra nacionalidad haber renunciado a ella cuatro años antes del nombramiento, “y en este caso el magistrado Rodríguez Baltodano confesó recientemente ser norteamericano, por lo que todas las sentencias firmadas por él son nulas”, explicó Cabezas.

Con base en este argumento, Cabezas solicita se revoque parcialmente la sentencia que emitió la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada. Por un lado, pide que se mantengan los 30 años de prisión que le confirmaron a Julio Martín Chamorro, pero que se anule el fallo favorable para Volz.

Abogados consultados sobre la legitimidad del cargo del magistrado Rodríguez Baltodano, señalaron que su nombramiento no debió ser aprobado, efectivamente, por no cumplir con la Constitución Política de Nicaragua y con la Ley Orgánica del Poder Judicial.


Todas sus sentencias cuestionadas
Algunos que por temor a represalias pidieron el anonimato, explicaron que esa sala del Tribunal de Apelaciones de Granada, puede meterse en serias dificultadas por las sentencias que firmó el magistrado norteamericano, quien fue propuesto por el Partido Liberal Constitucionalista, y a la hora de su nombramiento ni en la Corte Suprema de Justicia ni en la Asamblea Nacional notaron que elegían como magistrado a un gringo.

En tanto, doña Mercedes Alvarado, madre de Doris Ivania, pidió a la Corte Suprema de Justicia, que defenestren de su cargo a lo inmediato a Rodríguez Baltodano, “porque un ciudadano norteamericano no puede estar impartiendo justicia en nuestro país y menos injusticias, como hizo en mi caso”, relató doña Mercedes.