• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Para desarrollar un nuevo negocio, el emprendedor debe de tener perseverancia, no tener miedo a perder, ser apasionado por lo que hace y creerse el cuento de que lo que está proponiéndose será exitoso. Al menos esos fueron los consejos que Camila Postigo, directora de ecosistema de Startup Chile, una aceleradora de negocios para emprendedores, no solo del país del sur, sino de América.

“Muchas veces creen que el obstáculo es el financiamiento, sin embargo para empezar una idea de negocios, el camino va por otro lado y que a veces el impedimento es no confiar en lo que están haciendo o no investigar mucho en lo que ya existe y como poder entregar algo más innovador, pero básicamente está en creerse el cuento”, dijo Postigo.

Este grupo de medicina presentó una iniciativa para niños autistas.

La chilena, quien ayer fue la invitada de honor en la vigésima segunda muestra empresarial organizada por la Universidad Americana (UAM), a través de su Programa de Emprendedores, agregó que aunque muchas veces los emprendedores consideran que la falta de apoyo financiero es el principal obstáculo para iniciar una nueva idea de negocios, hay etapas previas que son importantes de cumplir para formarse como emprendedor.

Te interesa: Cosep promueve emprendimiento en universitarios

“Validar la idea es un paso fundamental, probar con los clientes, tener a personas que den su retroalimentación sobre lo que se les está entregando, lo que esperan se les entregue e ir mejorando día a día el proyecto, pero no invertir todo de una vez y al final hacer una valoración, sino hacerla de una manera paulatina e ir invirtiendo de poco en base a esos resultados que se vayan obteniendo”, agregó Postigo.

La muestra 2017

A lo largo de todo el día, la comunidad académica de la UAM estuvo enfocada en la puesta en marcha de su muestra empresarial 2017.

Manuel Salgado, director del Centro de Emprendimiento de esta casa de estudios, compartió que para la edición de este año participaron más de 80 proyectos elaborados por estudiantes de todas las carreras de esa casa de estudios.

Las propuestas abordadas están enfocadas en áreas como alimentos, servicios, medicina, arquitectura, comercio e ingeniería por mencionar algunas de estas.

Salgado agregó que los proyectos expuestos por los jóvenes son la conclusión de la clase de emprendimiento que cursan durante el último semestre de su quinto año de formación.

El objetivo del evento es continuar construyendo un vínculo sólido entre la empresa y la academia. Salgado agregó que la muestra empresarial entrega reconocimiento y premios económicos a los tres primeros lugares, en categorías como mejor proyecto, proyecto de mayor compromiso social, mejor arreglo de estand, por mencionar algunas categorías.

Dichos reconocimientos son facilitados por empresas aliadas tales como Bancorp, Invercasa y Pulsera Project. “El primer lugar obtendrá un premio de US$1,000, el segundo US$500 y el tercero US$300”, específico Salgado.

Participantes

Uno de los grupos participantes lo conformaban los jóvenes Andrea Pinto, Carlos Blandón, Kimberly Carballo y Scarleth Duarte, todos estudiantes de medicina que estaban presentando la propuesta tecnológica llamada Atenas, una aplicación virtual con la que esperan mejorar la atención a menores con autismo y que fue reconocida con el segundo lugar en la categoría de innovación.

“A las personas con autismo se les complica establecer contacto visual, el lenguaje y también interactuar, por eso nosotros quisimos diseñar algo para ayudarles, nuestro dispositivo permite realizar una terapia de contacto visual con estos niños para que puedan mejorar esta parte de su desarrollo”, mencionó Pinto.

Blandón, otro de los jóvenes involucrados en el proyecto, agregó que esta aplicación fue trabajada en conjunto con la Fundación Cainna, entidad que labora con personas diagnosticadas con autismo.

De acuerdo a la explicación de Blandón, la idea es familiarizar a los niños con el uso de gafas de realidad virtual, que le mostrarán imágenes de paisajes de la ciudad al fijar la vista en un punto fijo.

“Previamente se le explica al niño que al ponerse las gafas tiene que ver la flecha amarilla para pasar al siguiente nivel, el niño va a experimentar que estará en un parque, cada vez que él vea la flecha ira hacia otra fase del parque”, mencionó Blandón.

Los jóvenes enfatizaron que dicha aplicación ha sido también avalada por un neurólogo y un psiquiatra.

Enfoque medioambiental

Otro de los proyectos presentados durante la muestra se llamaba Plastibox, una idea que fusiona el enfoque medioambiental, con la posibilidad de obtener productos de consumo, y por el cual fueron galardonados con el primer lugar en la categoría de innovación.

“El proyecto nace de querer crear conciencia ambiental entre la población del país. La máquina se llama Plastibox, que es una combinación de la palabra ‘plástico’ y ‘box’ de la voz inglesa caja. El usuario deberá depositar la botella y la tapa de la misma por separado dentro de la máquina y luego retirar su cupón de incentivo con alguna de las empresas con las que tendremos alianzas”, explicó Valeria Cedeño, estudiante de diseño de la UAM.

Mientras que Andrés Zamora, otro de los estudiantes involucrados en el proyecto, compartió que en el diseño de la plastibox está considerada una prensa que compactará el plástico depositado en el interior para luego ser vendido a una empresa recicladora.

Zamora dijo que para efectos de presentar el proyecto establecieron alianzas con empresas comprometidas con el medioambiente, las cuales fueron quienes facilitaron los cupones de consumo en restaurantes y tiendas.

“Echar a andar este proyecto tiene un costo de US$25,000, ya hemos hecho un acercamiento inicial con un entidad bancaria que apoya proyectos que buscan reducir el impacto ambiental”, dijo Zamora.

Incubadora de empresas

Por su parte, Ernesto Medina, rector de la UAM, destacó que la muestra empresarial es una iniciativa que busca consolidar el espíritu innovador de los estudiantes de esta casa de estudios.

“A lo largo de todo un semestre ellos tienen la oportunidad de desarrollar una idea, desde la concepción original, hasta lo que se muestra hoy (ayer) que es ya la simulación de la presentación de una empresa ya funcionando y los que se interesen pueden ver también el plan de negocios que está listo y solo espera ser presentado ante un banco para que sea evaluado por los analistas de crédito”, expresó Medina.

Otro aspecto mencionado por el académico radica en que los jóvenes participantes también aprenden todo lo concerniente al marco legal que rige en Nicaragua para la constitución de una empresa formal.

“Algunos de estos proyectos llegan hasta el proceso de constitución de la empresa”, dijo Medina.

Agregó que en los 22 años que tiene de existir la muestra empresarial se ha logrado establecer una base de ideas que supera los 1,200 proyectos de negocios. “La idea nuestra en algún momento es poder crear algo así como una incubadora de empresas donde los interesados pueden consultar o trabajar con algunos de los proyectos, naturalmente habrá que hablar con quienes desarrollaron el proyecto en su momento”, señaló Medina.