• |
  • |
  • Edición Impresa

El juez Edén Aguilar dejó en prisión preventiva por los próximos seis días a Argelio Membreño Duarte, de 36 años, quien según la Fiscalía era parte de una red internacional dedicada a la distribución de pornografía infantil.

Al hombre, habitante de una comarca ubicada al sur de Managua, la Policía le incautó un teléfono celular con 1,412 fotografías y 306 videos con imágenes de niños y niñas desnudos o siendo abusados.

Los menores de edad oscilan entre los 5 y 13 años, según la acusación que presentó este sábado la Fiscalía en el Juzgado Tercero Distrito Penal Especializado en Violencia de la capital.

La detención de Argelio Membreño se produce después que la Policía Internacional (Interpol), en una operación llamada Dracart , que inició en España en noviembre del 2016, descubrió que este nicaragüense es parte de una red de explotadores sexuales en la modalidad de pornografía infantil.

Violaciones en video y fotos

Entre los 306 videos que la Policía encontró en el teléfono celular de Argelio Membreño, están dos reproducciones donde aparece una niña de nueve años teniendo acceso carnal con adulto, señaló la fiscal auxiliar, Tania Lara.

En el mismo dispositivo la Fiscalía encontró otro video donde aparece una niña siendo abusada sexualmente dentro de un automóvil en presencia de otros menores de edad, que aparecen desnudos, subrayó la representación fiscal.

Por WhatsApp

En el teléfono incautado a Argelio Membreño la Policía descubrió que él enviaba imágenes con pornografía infantil a 41 grupos en la red social WhatsApp a miles de sujetos de 12 países de distintos continentes, refiere la acusación fiscal.

Entre los países desde donde Argelio Membreño recibía y enviaba material pornográfico exponiendo a los menores de edad como mercancía sexual están Estados Unidos, Ghana, El Salvador, México y Guatemala.

El listado de “socios” lo completan sujetos de Colombia, Venezuela, Brasil, Bolivia y la India, refirió la fiscal auxiliar, Tania Lara.

Aceptan acusación

El juez Edén Aguilar al aceptar la acusación contra Membreño por explotación sexual, pornografía y acto sexual con adolescente mediante pago, justificó su decisión afirmando que en las imágenes encontradas en el teléfono celular del reo “se expone a niñas, niños y adolescentes como un objeto sexual”.

Ante el reclamo del abogado defensor, Raúl Solórzano Solís, de que en la acusación no se establece la identidad de las víctimas y tampoco su nacionalidad; el juez Edén Aguilar explicó que la Ley establece que en estos casos las víctimas deben ser identificadas “como la persona menor de 18 años”.

Membreño, quien deberá enfrentar todo el proceso en prisión preventiva, volverá a los tribunales capitalinos para la audiencia inicial el próximo 16 de junio a las 11 de la mañana, según lo resuelto por la autoridad judicial.