elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • END

Erick Volz fue el nombre más repetido de esta semana en los foros electrónicos de EL NUEVO DIARIO.com.ni. El mexicano estadounidense condenado a 30 años de cárcel por el asesinato atroz de la nicaragüense Doris Ivania Jiménez, y un año después liberado por el principio de la duda razonable, estuvo en los dos extremos de una discusión como la víctima y el villano de la película.

Pero más que la culpabilidad o la inocencia del extranjero, en el centro de un torbellino de comentarios estuvo sin abogado el sistema judicial de Nicaragua, calificado por los ciberlectores de “incompetente”, “corrompido”, “parcial”, “corrupto”, “magistrados que se venden por una porquería”, etcétera.

Octavio Gutiérrez escribió que “la sociedad (nicaragüense) está huérfana de valores y que los judiciales están prostituidos. Aquí hay que ver que la familia del asesino tiene grandes recursos económicos, y se da la casualidad de que al principal sospechoso, el de dinero, es al que liberan.”

Por otra parte, hubo innumerables comentarios que negaron que la familia de Volz es acaudalada. Geraldine Rivera manifestó que “ellos (la familia de Volz) se han metido en deudas para costear todo el proceso de viajes, de juicios, etc. Son personas trabajadoras de clase media. Léete el artículo en Newsweek, de cómo la mamá, el padrastro y el papá, andan recolectando y empeñando para poder pagar.”

Los magistrados deben ser condenados

Iván Ruiz recetó la misma sentencia de 30 años de cárcel para los magistrados y los condenó con una frase de Shakespeare: “Ojalá que los magistrados no olviden la frase de Shakespeare: ‘Oh, cobarde conciencia, por qué me atormentas.’”

Ronald García lamentó que “el juicio de Volz se haya parcializado desde ambas direcciones, reforzado por actitudes racistas de extranjeros, así como actitudes xenófobas de nicas. Para mí es una lástima que un crimen tan atroz no se haya seguido con la diligencia que ameritaba, para garantizar que Volz pudiera defenderse con las pruebas y testigos que lo respaldaban, y para garantizar justicia real y definitiva para la familia de la víctima.”

Miguel Zamora recomendó que las instancias superiores y el gobierno deben investigar a los magistrados corruptos Roberto Rodríguez y Alejandro Estrada, “busquen en sus cuentas bancarias y de su familia, y que les caiga el peso de la ley si son encontrados culpables, el pueblo no debe dejar ir a Volz, ya que la justicia no sirve en Nicaragua.”

Samuel Betancourt, un ciberlector que se identificó como abogado criminal en los Estados Unidos, explicó el concepto de “duda razonable” para todos en el foro: “En este caso, el testimonio de 10 testigos, incluyendo el testimonio del señor Ricardo Castillo, junto con la evidencia de las torres celulares crean una duda razonable. Para concluir lo opuesto uno tiene que ignorar lógica, hechos y la ley. Es muy triste que un país con procedimientos criminales públicos, no ha demostrado la capacidad de manifestar un resultado justo.”

Neutral

Un “Managua” destacó que “nadie conoce el caso a fondo, excepto por la información que ha revelado la gente que condenó a Volz. No estoy ni a favor ni en contra de él, pero en toda democracia, uno es inocente hasta que se demuestre lo contrario con pruebas contundentes, no por habladurías. En Nicaragua es al revés.”

Los afligidos

Para José, “este caso está dejando a Nicaragua por los suelos a nivel internacional.” Otra afligida, Odalia Padilla, comentó que “como siempre en Nicaragua nunca van a acabar las sinvergüenzadas de los jueces y abogados. Como siempre pura corrupción!!!!!!”

Iveth Blanco F. hizo un llamado a la razón de los magistrados: “Por favor, abogados y magistrados corruptos, tengan un poco de vergüenza y compadézcanse del dolor de esa madre, no sean vendidos, ¿no les da miedo Dios, que a su familia empiecen a entrarles maldiciones y desgracias?

Cortina de humo

El “Borracho Sin Fronteras”, un ciberciudadano muy constante de EL NUEVO DIARIO, hizo ver que este tema puede ser sólo una “cortina de humo” para la opinión pública: “Ideay, ¿ya se olvidaron de la crisis de poderes, donde han manipulado al sistema judicial? Vaya, bonita forma de tapar el sol con este caso, no puedo creer que los políticos estén lanzando esta cortina de humo, para desviar la crisis.