• |
  • |
  • Edición Impresa

Durante el primer trimestre de este año, el Ministerio de Salud (Minsa) registró un aumento del 16% en las atenciones por lesiones causadas por mordeduras de serpiente a nivel nacional en comparación con el año pasado. Mientras que en 2016 se reportaron 170 casos, en 2017 han sido 198 personas afectadas por los reptiles, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico Semanal que abarca del 1 de enero hasta el 15 de abril.

En el Caribe Sur las afectaciones por mordeduras de serpiente ya se habían duplicado para el mes de marzo, según datos del Gobierno. Este año, 24 personas habían sido atacadas por este animal para esta fecha, por lo que el Minsa extendió recomendaciones para prevenir estos incidentes, que incluso podrían causar la muerte en la víctima. Entre las principales recomendaciones de las autoridades sanitarias están no explorar con las manos lugares como cuevas, huecos y nidos de animales; revisar la ropa, cama y mantener las ventanas de las viviendas cerradas; y en el caso de encontrarse una serpiente, alejarse sin hacer ruido. Y cuando el percance ocurra, autoridades sanitarias recomiendan acudir a un centro asistencial de inmediato para que se le administre suero antiofídico.