• Carazo |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las cuatro personas fallecidas el domingo en un aparatoso accidente de tránsito en la carretera a Nandaime, entre ellas una mujer y dos de sus hijos menores de edad, fueron enterradas este lunes en la ciudad de Jinotepe, de donde eran originarias.

Gleidy Junieth Puerto Garay, de 27 años, y sus hijos María Belén Román Puerto, de 4, y Mario Román Puerto, de 2, fueron velados en su casa ubicada en el barrio Belén I, mientras que Israel Antonio Pérez Venegas, de 35 años y amigo de la familia, fue velado en su casa en el barrio conocido como La Pila Grande.

Alrededor de 300 personas se dieron cita en la parroquia Santiago de Jinotepe para dar el último adiós a Puerto Garay y sus hijos, así como a Pérez Vanegas, anque la misa de este último se realizó media hora antes.

Aún consternada por la noticia, Olga Campos Vivas, abuela paterna de los dos menores de edad fallecidos, dijo que su nuera tenía un mes de estar de vacaciones en Costa Rica, visitando a su mamá, junto con su otro hijo, Neitan Román Puerto, quien había sido operado de la garganta hace un mes.

Las cuatro personas fallecidas, más Mario José Román Campos, de 30 años, y su hijo Neitan David Román, viajaban en un automóvil color gris placa CZ 10383. Regresaban de Peñas Blancas de recoger a Gleidy y Neitan.

La tragedia ocurrió en el kilómetro 61 de la carretera entre Jinotepe y Nandaime cuando su carro impactó de frente contra con la camioneta conducida por el exmanager de la selección de beisbol de Granada, Hubert Silva, quien viajaba junto a su esposa Elizabeth Bejarano Sequeira y Jorge Luis Juárez Bucardo en la camioneta Hyundai Santa Fe placa GR 8993.