• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

María Gabriela Zablah presentará una prueba del Instituto de Medicina Legal que constata que padece de hipomanía, una condición que pone a las personas con euforia y desinhibición. Esta joven, junto a su ex pareja Robell Francisco Mecías Pasquier, agredió a oficiales de tránsito de la Policía Nacional en las inmediaciones de los semáforos de El Dorado, en horas de la mañana del pasado 25 de marzo

Sin embargo, la jueza Octavo Local Penal de Managua, Karen Chavarría , durante la audiencia especial y seguimiento del juicio en contra de los implicados, reprogramó el evento porque el perito del IML no pudo llegar.

Chavarría explicó que la acción legal que tomó Zablah al incorporar como prueba su diagnóstico de hipomanía es una medida para buscar “la falta de condición de procedibilidad, es decir, que se le exonera de los cargos por los que se le acusan al aducir que no está bien mentalmente”.

La jueza resaltó que por motivos de mediación entre los acusados y la Policía Nacional las audiencias habían sido reprogramadas desde el mes de mayo.

Jenny Aguilar Mayorga, abogada defensora, indicó que la policía no ha querido tomar una decisión respecto a la mediación. “La negociación está abierta, esperamos que digan que sí o no”, destacó la abogada.

Aguilar Mayorga señaló que el arreglo al que quiere llegar con la policía consiste en pedir disculpa, y hasta asumir económicamente los daños a las motocicletas que fueron arrolladas por el vehículo donde se movilizaban los implicados.

No obstante, por las agresiones físicas que supuestamente sufrieron los agentes de tránsito, entre las que se detallan aruños y mordiscos por parte de Zablah, tendrán que comparecer ante la jueza el próximo 15 de junio.

Tanto Zablah y Mecías Pasquier permanecen bajo arresto domiciliar en custodia de sus padres.