• Camoapa, Boaco |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Una vez que inicie la trashumancia, que es el traslado del ganado de la montaña hacia las fincas cercanas al poblado de Camoapa, el deterioro de los caminos empeorará, advirtieron productores de la zona.

“Se han hecho unas lagunas y en esos lugares hasta se pueden hacer pegaderos, estamos preocupados, porque no han movido el ganado de la montaña, y con la pasada de los animales se va deteriorar más el camino, por el arreo de las partidas de ganado que son cantidades”, aseguró Robín Flores, gerente de producción de la planta de lácteos Masiguito ubicada en Rancho Rojo.

“En el trayecto de 67 kilómetros de Villa Revolución a la comunidad El Castillo hay peligro de quedar incomunicados, con el incremento de las lluvias no va aguantar ese camino. Los productores están conscientes de que si no se les da un mantenimiento inmediato ahorita, tenemos peligro de quedar incomunicados porque en cualquier momento se pueden hacer los pegaderos allí”, alertó Flores.

Por este camino circulan diariamente tres rutas de pasajeros y 14 lecheras, ya que esta zona es uno de los brazos más fuertes de producción de leche en el municipio, con un acopio de más de 8,000 galones diarios.

El guayabo casi incomunicado

“La zona del Guayabo está quedando incomunicada, hay lugares del camino que están en pésimas condiciones, ya hay compromisos que con maquinaria de la alcaldía van a reparar, pero el detalle es que las lluvias no dejan avanzar, de hecho es una bomba de tiempo, de repente se va cortar la carretera porque hay muchas pasadas malas y de allí sale bastante leche”, expuso Flores.

La leche que sale del Guayabo se deja en el centro de acopio de la Embajada que son 4,000 galones diarios.

El productor Eugenio García Flores indicó que “el camino de El Guayabo siempre ha dado problemas, ahorita está súper malo y va ser bien difícil que esa leche venga, (a Camoapa), mejor dicho está incomunicado porque está lloviendo fuerte, pero la gente le está haciendo capricho con los IFA, esos camiones son los únicos que entran, ahí no entran otros chunches”.

Indicó que en esa zona hay cuatro rutas de pasajeros. En esta zona está sufriendo la gente, principalmente los productores que no están organizados, aunque se les quisiera comprar la leche, los caminos están malos y ellos tampoco la pueden sacar porque les queda demasiado largo, y los que la pueden sacar el precio es bien bajo 240 córdobas la pichinga, destacó García Flores.