• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las reformas al Código Penal, a la Ley 779 y al Código Procesal Penal serán aprobadas por el plenario de la Asamblea Nacional la próxima semana, estimó la diputada María Auxiliadora Martínez, presidenta de la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos, que debe dictaminar la iniciativa de reformas.

Las modificaciones “tenemos que aprobarlas en la última semana de sesiones plenarias (la próxima semana) antes del receso parlamentario, así que el miércoles (mañana) se consultará a todos los organismos que fueron convocados”, dijo Martínez.

“El miércoles (mañana) haremos las consultas sobre las reformas con representantes de la Corte Suprema de Justicia, Procuraduría de la República, Policía Nacional, Ministerio Público y miembros de la empresa privada. Toda la consulta va (se hará) el mismo miércoles, porque no tenemos más tiempo”, recalcó.

La legisladora destacó que “estamos recibiendo aportes de organismos que los están mandando por escrito, la consulta no solo es la consulta física, que se hace con la presencia de la personas, pero si la comisión decide que hay que convocar a otra gente, entonces se convoca”.

La Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos es integrada por 12 diputados: dos del PLC, uno de Yatama, uno de ALN y el resto pertenecen al FSLN.

PRESENTARÁN ESCRITO

El Dr. Luis Pérez Alonso, representante de los abogados aglutinados en el Colegio de Abogados de Nicaragua, indicó que “mañana (hoy) presentaremos un documento que recoge el consenso de nuestros miembros explicando las razones por las cuales nos oponemos a esta reforma”.

Alonso destacó “que el colegio agremia a unos 850 abogados a nivel nacional y presentaremos el escrito al diputado Jimmy Blandón (PLC), que es miembro de la Comisión de Justicia, a través de él haremos llegar nuestros planteamiento al resto de los integrantes de la comisión”.

El Colegio de Abogados participó en una consulta previa que la bancada del PLC realizó para escuchar puntos de vista sobre las reformas.

“Nos oponemos porque la reforma quebranta preceptos de la Constitución Política, como el hecho de que nadie puede ser sometido a un fuero diferente a su juez competente, la eliminación de los jurados y al hecho de que la reforma establece que cuando una persona es acusada estará detenida hasta que finalice el juicio, rompiendo la presunción de inocencia y atentando contra tratados internacionales que Nicaragua ha firmado”, comentó Alonso.

La iniciativa de reforma presentada por la Presidencia de la República establece cambios en cinco artículos del Código Penal, un artículo de la Ley 779 y uno del Código Procesal Penal.