• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La tarde de ayer fue dado de alta del hospital Antonio Lenín Fonseca, José Román Ruiz, uno de los sobrevivientes del accidente ocurrido la noche del domingo en el que murieron cuatro personas.

Aún no sabe que su esposa, sus dos hijos y uno de sus amigos murieron al chocar el vehículo que él conducía la tarde del pasado domingo.

El segundo conductor involucrado en el choque, el exmánager de beisbol, Hubert Silva, permanece en la sala de ortopedia de varones de ese mismo hospital, bajo resguardo de dos agentes policiales.

Mientras tanto, en el hospital La Mascota el niño Neydan Román Puerta, de 9 años, permanece enyesado de la cintura hacia los pies, y al igual que su padre no sabe que su mamá y sus hermanitos están muertos.

Las víctimas fatales del accidente son Cleydi Puerta Garay, de 27 años, y sus hijos José y María Belén Román Puerta, de 2 y 4 años, respectivamente. La cuarta víctima mortal es Israel Pérez, amigo de la familia.

Alta

“Estoy alegre porque los médico dieron de alta a mi hijo; pero estoy triste porque no sé qué le voy a decir cuando no mire a sus hijos y a su esposa”, dijo Odily Ruiz.

Ella reveló que el niño de nueve años (Neydan Román) permanece la mayor parte del tiempo sedado porque se queja del dolor causado por las fracturas que sufrió en las extremidades inferiores.

“También me preocupa lo que pasa con mi nieto, porque su abuelita materna me dijo que está muy inquieto preguntando por sus hermanitos y su mamá, y nosotros no sabemos qué decirle”, expresó Odily Ruiz.

Al referirse al estado clínico de su hijo, Ruiz precisó que este no recuerda nada del accidente y que únicamente pide volver a su casa para estar con sus hijos y su esposa.

“Cuando el médico dijo que iba de alta él (José Román) se alegró y me dijo que se iba a recuperar más rápido porque iba a estar con su esposa y su hijos”, añadió.

Al dar de alta a Román, los neurocirujanos del hospital Lenín Fonseca explicaron a su mamá que tiene coágulos en el cerebro, pero que desaparecerán en siete u ochos días.

Policía indaga

Al mediodía del martes agentes de la Policía de Tránsito llegaron hasta el hospital Lenín Fonseca a entrevistar a los choferes involucrados en el accidente (Hubert Silva y José Román), pero en el caso de Román no pudieron hacerlo.

“Yo le dije a los policías que ellos no podían interrogar a mi hijo; porque él no está en condiciones de brindar declaraciones, ni siquiera está consciente que sufrió un accidente”, manifestó Odiliy Ruiz.