• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Herlio Jarquín Cortés, alias “Furia y toro”, fue condenado a tres años de prisión por los delitos de quebrantamiento de condena y portación ilegal de armas, de acuerdo con la sentencia emitida ayer por el juez Séptimo Local Penal de la capital, Donaldo Alfaro García.

El judicial condenó a “Furia y Toro” a dos años de encierro por fugarse de la cárcel y a uno por portación ilegal de armas.

Además deberá pagar una multa de C$5,200.26 por la portación ilegal del revólver calibre 38 que le fue incautado por la Policía el 26 de febrero de este año, cuando fue capturado en la comunidad La Ceiba, jurisdicción de Diriamba, Carazo.

Abogado diriambino defenderá a “Furia y Toro”

En la resolución notificada al mediodía del miércoles, el juez Donaldo Alfaro expresa que no otorga el beneficio de suspensión de ejecución de la sentencia al reo de 38 años por no cumplir con los requisitos que exige la ley.

Uno de los requisitos que un reo debe cumplir para obtener la suspensión de ejecución de sentencia es que no tenga antecedentes penales y en este caso obviamente el condenado no cumple.

Los hechos

El 25 de octubre de 2014 “Furia y Toro” se fugó de las celdas preventivas de la Policía en Jinotepe, Carazo, aprovechando que otro privado de libertad perdió el conocimiento al caer de un camarote.

En ese entonces cumplía una condena de 30 años de prisión por homicidio, lesiones psicológicas graves y violación, y había descontado al menos un año de esa sanción.

Después de fugarse de la cárcel, cometió otros delitos y por ello tiene cuentas pendientes con la justicia en los municipios de Jinotepe y Diriamba, las dos ciudades más importantes del departamento de Carazo.

“Furia y Toro” fuertemente custodiado en los juzgados

En caso que Herlio Jarquín sea condenado por los otros delitos que cometió después de fugarse de la cárcel, entre los que destaca un asesinato, él no estará más de 30 años en la cárcel por ser esta la pena máxima en Nicaragua.