• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Nicaragua es sede del I Encuentro Latinoamericano y del Caribe de la comunidad de lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI), el cual busca reunir esfuerzos para la realización de estudios en temas económicos y de inclusión laboral sobre esta comunidad.

“Este encuentro busca crear una plataforma de acción regional con otras organizaciones de Centroamérica, Suramérica y Estados Unidos para desarrollar procesos de investigación, análisis, formación, activismo e incidencia política y documentación sobre lo que acontece con la comunidad LGBTI”, explicó Marvin Mayorga, de la Iniciativa desde la Diversidad Sexual para los Derechos Humanos.

Mayorga detalló que como colectivo pretenden iniciar las investigaciones este año principalmente sobre temas laborales que incluya asuntos como la migración interna y la migración internacional, definir con cuánto dinero subsisten al día los miembros de la comunidad LGBTI y cuánto aportan a la economía de un país.

“Las mujeres trans no tenemos trabajo digno. Muchas somos profesionales pero no somos reconocidas. Si alguien nos quiere dar trabajo tenemos que volver a la identidad masculina, no existe una trans en este país que trabaje en una oficina. Las que trabajan abiertamente lo hacen en los mercados, las comiderías y las peluquerías, pero una profesional debe reprimirse como mujer para poder trabajar”, lamentó Ludwika Vega, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Personas Trans.

En el año 2009 se realizó la investigación “Una mirada a la diversidad sexual en Nicaragua” y reveló que el 23% de las personas de esta comunidad sufría discriminación dentro de sus espacios de trabajo y el 7% había recibido algún tipo de violencia física, psicológica o sexual.

De acuerdo con Martha Villanueva, del grupo Safo, los datos de la última investigación realizada en el país evidencian la necesidad de actualizar la información y profundizar en las causas y consecuencias de la discriminación, “pero sobretodo buscar las pistas claves que nos lleven a desarrollar propuestas de cambio enfocadas a la inclusión y el respeto. El ambiente laboral es un espacio de sociabilización fundamental en la vida de las personas, sin embargo sigue siendo adverso para la comunidad LGBTI”, expresó Villanueva.

En el encuentro que inició ayer y finaliza hoy también se analiza la situación de las lesbianas trabajadoras en las maquilas de Guatemala, la excesiva violencia contra la comunidad en El Salvador, que este año reporta al menos 20 mujeres trans asesinadas y el panorama actual de las personas de la diversidad sexual en Estados Unidos.