• |
  • |
  • Edición Impresa

Incendio, deslizamiento de tierra, muertos por ahogamientos por la crecida del río Mayales, accidente de motorizado por la caída de un poste de luz y de árboles, así como cortocircuitos y varios lesionados, fue el resultado que dejó un posible huracán en Juigalpa en el ejercicio de multiamenazas, realizado ayer en horas de la mañana.

En la cabecera departamental se vivieron 5 escenarios simultáneos ante un posible huracán, uno en el mercado viejo, otro en el parque central y los otros tres en los barrios Paiwa, Héctor Ugarte y San Antonio, lugares que están calificados por las autoridades como punto de riesgo.

En el ejercicio de multiamenazas ante un posible huracán participaron 9,000 mil personas, la mayor cifra en los últimos 3 años, que anduvo en un promedio de 4,500 a 5,000 mil personas, según el delegado de gobernación en Chontales Alvin Jarquín.

El delegado calificó de exitoso tanto en duración (1.38 minutos) el ejercicio de multiamenazas del huracán como la cantidad de personas que participaron en el campo y en la ciudad. Mientras el Cuerpo de Bomberos y la Policía Nacional asistían a los heridos, los trabajadores de la Alcaldía y del mercado central, donde se dio un posible incendio tras el paso del huracán, se salieron a las calles con los brazos hacia la cabeza a esperar que el fuego fuera sofocado por los mismos bomberos.

Los estudiantes de la escuela Asunción al escuchar la bomba de alerta por la Comisión municipal de prevención ante desastres naturales (Comupred), con brazos hacia arriba se salieron al parque central a esperar que las autoridades socorrieran a unos motorizados que les había caído un poste de luz encima, provocando cortocircuito.

El alcalde de Juigalpa, Carlos Abarca, manifestó que “esta es una experiencia nueva en el sentido porque están participando todos y cada una de las comunidades tanto en el campo como de la ciudad.” Juigalpa, cuenta con 47 barrios y 36 comarcas.