• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El abogado Raúl Solórzano Solís, defensor de Argelio Membreño Duarte, de 36 años, acusado de ser parte de una red internacional de explotadores sexuales este viernes afirmó que su representado es enfermo mental.

“Pido que mi representado (Argelio Membreño) sea examinado por la especialidad de psiquiatría forense porque está presentando desórdenes”, aseguró el abogado defensor, Raúl Solórzano.

El juez Edén Aguilar dio lugar a la petición de la defensa de Membreño, pero la emplazó para que en 24 horas (hábiles) presente algún documento médico que evidencie que el acusado tiene antecedentes clínicos de psiquiatría.

La información sobre antecedentes clínicos “es para que pueda ser utilizada como complemento por los especialistas de psiquiatría forense del Instituto de Medicina Legal (IML)”, explicó el titular del Juzgado Tercero Distrito Penal Especializado en Violencia.

La solicitud para que Argelio Membreño sea examinado por especialistas en salud mental fue planteada por el abogado defensor en la audiencia inicial donde el juez Edén Aguilar aceptó todas las pruebas ofrecidas por la Fiscalía.

Abundantes pruebas

En el juicio programado para el próximo 31 de julio declarará como testigo un oficial de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional, quien dio seguimiento a Argelio Membreño desde noviembre del 2016 hasta mayo del 2017.

Las pesquisas sobre Membreño iniciaron por información enviada por la Interpol en España a la Policía Nacional, donde se indica que el acusado era parte de una red internacional dedicada a “recibir, compartir, distribuir y compartir videos con pornografía infantil”.

De acuerdo con la información remitida por la Interpol a la Policía nicaragüense, Argelio Membreño recibía, compartía y distribuía fotos y videos con pornografía infantil con 41 grupos de distintos países a través de las redes sociales Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger.

La Interpol en España descubrió la participación del imputado al detectar en las plataformas antes mencionadas las fotografías y videos con pornografía infantil que este compartía al mundo cibernético y al cual accedían sus contactos utilizando como clave la palabra “Managua, pero escrita toda en minúscula”, refiere la Fiscalía.

Le pedían gusto

El hombre acusado de explotación sexual, pornografía y acto sexual con adolescentes mediante pago, les daba gusto a sus contactos al momento de recibir solicitudes de videos con material pornográfico, según información extraída de su teléfono celular.

“Yo quiero videos (porno) de niñas con adultos”, dice uno de los mensajes encontrados por la Policía en el celular del acusado.

En otro de los mensajes ofrecido como prueba por el Ministerio Público, el acusado (Argelio Membreño) pide videos donde aparezcan niñas de 14 años sosteniendo relaciones sexuales con adultos.

Videos y fotografías

En una memoria de celular con capacidad de ocho megabytes y en un CPU incautados a Argelio Membreño por la Policía, se encontraron videos de niñas de 8 y 11 años siendo violadas por adultos, según la carga probatoria de la Fiscalía.

También la Policía le ocupó al reo una cinta donde se reproduce la imagen de un niño de cinco o seis años siendo violado por un hombre de identidad desconocida.