•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El gobierno de Nicaragua confirmó hoy que en Corinto, Chinandega, se registraron unas extrañas nubes de forma cilíndricas, que responden a la humedad que predomina en el ambiente.

La vicepresidenta Rosario Murillo dijo hoy, con base en informes del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), que las nubes cilíndricas sorprendieron a los habitantes de Corinto.

El Ineter, precisó Murillo, explicó que ese tipo de nubes responde al choque de las corrientes de aire frío con otras de aire cálido.

El aire frío desciende hasta fusionarse con el cálido que está a nivel de la superficie, generando una condensación que provoca las nubes con apariencia de cilindro.

“Son nubes asociadas a las lluvias y no queda más que disfrutar de las curiosidades que brinda nuestra atmósfera”, declaró Murillo.

Lluvias

Por otro lado, la vicepresidenta dijo que hay preocupación por los nuevos pronósticos de lluvia, en vista de que en los últimos días se han registrado una serie de afectaciones, pero aclaró que dos tormentas tropicales, una cerca de territorio venezolano y otra en el Golfo de México, no representan un peligro para este país centroamericano.

“Están preocupando las lluvias que se anuncian”, dijo la vicepresidenta Rosario Murillo.

En los días recientes las lluvias han afectado el Pacífico de Nicaragua.

El Ministerio de Transporte e Infraestructura indicó que las pérdidas en la infraestructura a causa de las lluvias son por el orden de los 2.2 millones de dólares.

Murillo, en tanto, indicó que la tormenta tropical Bret está a 2,025 kilómetros de la costa caribe de Nicaragua, por lo que no representa peligro.

Se espera que esa tormenta se degrade a depresión tropical en las próximas horas.

El gobierno de Nicaragua, mantuvo Murillo, se mantiene vigilante ante Bret.

“Ahorita (Bret) no representa ningún peligro”, dijo Murillo.

Por otro lado, explicó que Cindy, ubicada en el golfo de México, es un ciclón tropical 3 que podría convertirse en tormenta tropical, pero tampoco representa amenaza para Nicaragua en este momento.

“Las bajas presiones se mantienen en Nicaragua, ocasionando transporte de humedad” y lluvias, concluyó Murillo.