•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ajo, uno de los ingredientes que le da olor y sabor a las comidas, se encuentra caro y escaso en esta época de invierno.

Como producto de eso, en algunas pulperías no se está vendiendo ajo y en las comiderías han reducido su uso.       

Adis Lorenza García Díaz, comerciante de comidería del mercado central, explicó que debido a que el ajo está caro, desde hace una semana ha reducido su uso en la preparación de las comidas.   

“Está escasa y cara la cabeza de ajo. Antes la mallita donde vienen 4 cabezas valía entre 10 a 12 córdobas, ahora cuesta 30 córdobas. Nosotros hemos reducido el uso (en las comidas) solo lo utilizamos para el cerdo. Antes el ajo lo ocupábamos para los frijoles cocidos y en comidas especiales, ahora no”, dijo García  Díaz. 

Agregó que “el ajo es básico en la comida, aparte que es pura vitamina. Como comidería uno para su cliente quiere lo mejor. Nosotros compramos una cabeza entre 7, 8 y 10 córdobas, depende del tamaño”, reiteró la comerciante.   

José Gregorio Hurtado López, dueño de la comidería Betania, situada a orillas de la carretera, también manifestó que están haciendo uso del ajo en las comidas pero en menor cantidad por lo caro y escaso que está.  

Según él, la caja anda por los 2,000 córdobas, por lo que la libra cuesta 100 córdobas. 

Lucrecia Olivas, de Tecolostote y quien a diario se pone a vender verduras cerca del Palí, en Juigalpa, dijo que aunque el ajo está caro, así lo compra porque hay gente que lo busca.  

Marcos García, también comerciante de Juigalpa, dijo desconocer las razones del por qué el ajo aparte que ha escaseado está caro. 

No obstante, aseguró que siempre lo compra por mayor en el mercado El Mayoreo en Managua para luego comercializarlo en Juigalpa, pues según él, siempre tiene demanda.