•   León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Otros 45 tacos de cocaína encontrados en la madrugada de este martes 20 de junio a orillas de las costas del balneario de Poneloya, 20 kilómetros al suroeste de León, fueron incinerados, al igual que los 325 que aparecieron esparcidos el lunes en las costas de la comunidad Las Peñitas y Poneloya.

Desde el lunes 19 de junio, cuando aparecieron los primeros sacos de bramantes con los 325 tacos de cocaína, que corresponden a 361,000.26 gramos, autoridades policiales y del Ejército se desplazaron a lo largo de la costa de ambos balnearios (Las Peñitas y Poneloya), y aún permanecen atentas ante cualquier eventualidad e investigando el origen de dicha droga.

El comisionado general Luis Barrantes, jefe de la Policía de León, orientó desde el lunes que toda la droga encontrada será incinerada. “Con esa voluntad de que Nicaragua siga siendo ese muro de contención, en esa lucha incansable en contra del trasiego del narcotráfico y el consumo de drogas, a través del trabajo de inteligencia seguimos vigilantes”, dijo Barrantes. 

La noche del lunes fueron incinerados 325 tacos de cocaína y este martes en horas de la mañana se procedió con la quema de los restantes 45 tacos de cocaína (50,728.02 gramos), en las áreas verdes del Complejo Judicial de León, en presencia de autoridades judiciales y del Ministerio Público.

La Policía de León resaltó la disponibilidad demostrada por la comunidad Poneloya y Las Peñitas en colaborar con las autoridades desde el primer momento que observaron la droga a orillas de las costas.

Karla Cuadra, vocera del Complejo Judicial de León, afirmó que a solicitud de las autoridades policiales y en presencia del judicial Julio Daniel González, del Juzgado Primero de Distrito Penal de Audiencia, se verificó la cantidad de droga que fue encontrada en la zona costera de León y posteriormente se procedió a destruirla.