•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Catorce fotografías y cuatro testigos presentará la Fiscalía contra Hubert Silva, el exmánager de beisbol acusado de provocar el accidente en el que murieron cuatro personas en la carretera Nandaime-Jinotepe, entre ellos una madre y sus dos hijos. 

La audiencia inicial se realizó ayer en los juzgados del municipio de Nandaime. Silva está siendo  acusado de homicidio imprudente y lesiones graves imprudentes y permanece en prisión preventiva. 

El accidente ocurrió el 11 de junio en la carretera Nandaime-Jinotepe.

La fiscal Rosa Emilia Mendoza presentó ante el juez las pruebas del peritaje, en el que existen cuatro testigos claves que acusan directamente al exmánager de beisbol, quien invadió el carril de este a oeste.

La inspección de daños materiales se realizó en ambos vehículos. El carro conducido por Mario José Román, sobreviviente del accidente, muestra huellas de impacto en la parte frontal producto del fuerte golpe.

Según la Fiscalía, las pruebas demostrarán que el acusado violentó el Artículo 26 de la Ley 856.

En el interior del vehículo conducido por el acusado se encontró un termo que contenía ocho cervezas, siete de estas estaban vacías y una llena. La acusación no indica que este manejaba en estado de ebriedad.

Dentro de los testigos claves por parte de las víctimas se encuentran los oficiales de tránsito Manuel Alberto Ulloa y Oscar Villagra García; el médico forense de Granada Jeffrey Alberto Padilla y Adolfo de Jesús Narváez, quien presenció el accidente.

Carlos Chavarría, abogado de Hubert, comentó: “Nos están escondiendo demasiadas cosas, están poniendo a toda costa la culpabilidad de mi cliente, no se necesita de perito para saber que fue el otro carro quien aventajó, las pruebas presentadas por la Fiscalía no concuerdan con los hechos ocurridos”.

“Soy inocente y lo sigo manteniendo, mi estado de salud es bastante delicado en estos momentos, cuando miré el carro encima de mí lo que hice ese día fue de tratar de salvar mi vida, yo ese día no venía tomado, fue mi amigo quien había comprado las cervezas para él, porque yo no tomo”, declaró Silva, quien fue llevado a la audiencia aún convaleciente de una operación en el brazo.

Mario Román, familiar de los fallecidos, dijo que esperan “que todo siga marchando bien, el estado de salud de mi hijo y mi nieto es muy delicado, hasta la fecha a ninguno de los dos se la ha dicho que murieron los niños y mi nuera”.

El juez Jaime Aguilar mantuvo la prisión preventiva para Hubert Silva, quien deberá recuperarse de las lesiones y las operaciones para el juicio oral y público que se realizará esta 6 de julio en Nandaime.