•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El plenario de la Asamblea Nacional aprobó con trámite de urgencia la Ley de Eficiencia Energética, que establece como una política nacional el uso eficiente y racional de la energía, apunta a ordenar a los prestadores de servicios energéticos y establece campañas permanentes en los programas de educación para crear conciencia sobre la importancia del uso eficaz de la energía. 

La ley fue propuesta por la Presidencia de la República. Contiene 10 capítulos con 42 artículos y establece la creación de un fondo de eficiencia energética para desarrollar programas de inversión orientados a educar e investigar sobre el uso eficiente de la energía.

Se trata del Fondo de Eficiencia Energética (Fondefeer). El artículo 6 de la ley dice que “sin detrimento de otras fuentes de financiamiento que podrán establecerse en el reglamento del Fondefer, el monto correspondiente al 15% del impuesto del valor agregado (IVA) generado en la importación de refrigeradoras, aires acondicionados y motores eléctricos, deben ser transferidos al Fondefeer”.

La ley establece la entrega del premio nacional  a las personas o entidades naturales o jurídicas que hagan el mejor manejo eficiente en el uso de la energía. También se establece el 5 de marzo como Día Nacional del Uso Eficiente de la Energía.

El plenario aprobó la nueva ley con 86 votos. El Ministerio de Energía y Minas tendrá la responsabilidad de velar por el cumplimiento de la misma.

“La ley conforma mesas sectoriales de trabajo para compartir información y aquí se le dará participación a las alcaldías municipales y a los Consejos Regionales del Caribe, en cada institución del Estado se crean unidades de eficiencia energética”, dijo la diputada Jenny Martínez, presidenta de la Comisión de Infraestructura del parlamento. 

“La incorporación de la educación en materia de eficiencia en el uso de la energía se establece para que el Ministerio de Educación impulse campañas educativas permanentes en primaria y secundaria”, agregó Martínez.  

Nicaragua se equipara con la región

“Éramos uno de los pocos países que no promovía la eficiencia energética, ahora estaremos nivelados en ese sentido”, señaló Patricia Rodríguez, consultora de proyectos de generación de energía  y servicios eléctricos. 

“No diría que es malo que el Fondefeer reciba fondos del 15% del impuesto del IVA de los productos eléctricos importados, pero quizás hubiese sido mejor que provinieran de otra fuente, porque eso quiere decir que continuarán aplicando ese impuesto a los importadores, cuando se ha visto como una buena práctica  exonerar de los impuestos a los equipos de consumo eficientes para que la gente los pueda adquirir”, valoró Rodríguez. 

“Los equipos eficientes son más caros que los corrientes, entonces si siempre van a pagar impuesto, eso eleva el costo, porque además deben cumplir con el procedimiento de supervisión de las normas técnicas obligatorias de eficiencia energética y esto incrementan más el precio”, resaltó.

El Ministerio de Energía y Minas registrará a los prestadores de servicios energéticos y entregará constancias para sus operaciones dentro del ámbito de esta ley. 

Para la categoría de medición de consumo se pagará C$1,200 por la constancia, para el servicio de diagnósticos energéticos la tarifa es de C$2,000 y para el trabajo de auditoría energética se pagará C$3,000.     

“El Registro de prestadores de servicios me parece bien y los precios para registrarse no están altos. Se ha visto que cualquiera hace un estudio de eficiencia energética y hay que contralar eso”.

“Lo que no me parece muy bien es que entre los prestadores de servicios energéticos hayan empresas públicas, porque podría ocurrir una competencia desleal para los privados”, consideró Rodríguez.