•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque en Nicaragua no existe un registro nacional en el que se detalle, entre otras cosas, la cantidad de personas con cáncer, los tipos de cáncer detectados y las zonas geográficas en que hay  más afectación de este mal, el Ministerio de Salud (Minsa) está dando los primeros pasos para implementarlo. 

Así lo afirmó el doctor Roberto Guillén, coordinador Nacional de Oncología del Minsa, quien destacó que un registro a nivel nacional serviría para la planificación de programas de control del cáncer. 

“Se nos escapa la información”, consideró Guillén, ya que actualmente no existe obligatoriedad de que los hospitales reporten los casos que atienden en el área de oncología. 

“No sabemos una cantidad real de los casos”, afirmó el médico, quien considera que debe crearse una ley para obligar a los hospitales públicos, privados y del seguro social a integrar sus bases de datos en un registro nacional. 

En el país solo existen registros de la cantidad de fallecidos por tumores malignos, que según el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, conforman la segunda causa de muerte en el país. 

En 2016, un total de 2,777 personas fallecieron por tumores en diferentes  hospitales públicos del país, siendo los más comunes tumores en el estómago, en hígado y vías biliares y en el cuello del útero.  

Reportes de Patología

El primer avance para la creación de un Registro Nacional de Cáncer es la implementación de reportes sinópticos de patología, es decir, que los reportes patológicos (de biopsias y citologías) de cada hospital se elaboren de forma exhaustiva y con base en protocolos únicos.  

Y esa implementación comenzó hace tres meses como parte de un proyecto piloto, destacó el doctor Guillén, también jefe del departamento de oncología del Hospital Roberto Calderón. 

“Hay cinco hospitales que ya están haciéndolo, ya se dispusieron las computadoras, se capacitó a los cirujanos que toman las biopsias”, dijo el especialista, detallando que los hospitales son el Bertha Calderón, Lenín Fonseca, Roberto Calderón, Oscar Danilo Rosales de León y el Hospital de Estelí.

Los protocolos que se han adoptado fueron cedidos a las autoridades del Minsa por el Colegio Estadounidense de Patología (CAP), por sus siglas en inglés), mediante la gestión del profesor del centro de salud mundial de la Universidad de California (UCLA), Ricardo Reznichek.  

“Así como los gringos reportan cáncer, así nosotros lo vamos a hacer”, dijo Guillén, quien definió el uso de estos protocolos como un salto de calidad en la oncología nicaragüense. 

La forma actual en que se elaboran los reportes en el país es precaria, según el doctor Reznichek. “Hoy día se escribe una descripción a través de oraciones en un párrafo de lo que el patólogo ve en el microscopio, pero no se tiene un orden, no se incluye toda la información necesariamente, y a veces los datos son difíciles de encontrar. Cada patólogo usa a veces diferentes palabras y frases para describir ciertas cosas, no todos coinciden en el vocabulario”. 

Con el uso de reportes sinópticos se eliminan todas las omisiones, todos los errores y la lectura se vuelve clara para todos, destacó el médico estadounidense. 

Esto, según el doctor Guillén, facilita un diagnóstico más preciso para cada paciente, lo que a su vez incrementa el nivel de la calidad en la atención de las personas con cáncer. Además, generaría los insumos para crear una base de datos a nivel nacional. 

“En las estadísticas que se ven sobre cáncer cervicouterino o cáncer de mama, la información es deficiente porque no se tiene una colección completa de datos de todos los hospitales. Así que la única forma de conseguirla es que todos los patólogos del país adopten este sistema”, destacó el doctor Reznichek.

“El objetivo es que esto pueda llegar a todos los hospitales, incluso los hospitales  privados y del seguro social”, reforzó el Coordinador Nacional de Oncología del Minsa.

66 protocolos

Son en total sesenta y seis protocolos, cada uno para un tipo diferente de cáncer, los que el Colegio Estadounidense de Patología cedió a Nicaragua. 

“Los protocolos son muy técnicos, por ejemplo el protocolo para el cáncer de mama tiene 20 páginas. El diagnóstico es de unas 3 ó 4 páginas, pero después se brindan referencias e instrucciones para patólogos si las necesitan”, explicó el doctor Reznichek. 

En el último año un grupo de médicos nicaragüenses ha traducido, de manera voluntaria, 18 de esos protocolos,  que son los que ya se están usando en algunos hospitales. 

“Por el momento está limitado a algunos hospitales, para que puedan acostumbrarse, para ver si hay inconvenientes, pero el Minsa ha indicado que los quieren diseminados por todo el país tan pronto como se terminen de traducir”, aseguró Reznichek, destacando que este proyecto es “pionero”, ya que ningún otro país en el mundo ha usado los protocolos de CAP para traducirlos a otro idioma. 

“Mi idea es que Nicaragua se convierta en un modelo de este tipo de reportes para el mundo hispano. Espero que el Gobierno esté abierto a que otros patólogos de cualquier país que hablen español puedan acceder a estos documentos”, comentó Reznichek, urólogo de formación.

Y el plan a futuro es crear un sitio web en el que estén publicados todos los documentos traducidos, “para que todos los patólogos, cuando quieran usarlos, puedan descargarlos”, incluyendo cincuenta protocolos de tipos raros de cáncer. 

INSS remite diez pacientes al mes a Centro de Cáncer de El Salvador

El Centro Internacional de Cáncer de El Salvador recibe entre 8 y 10 pacientes al mes remitidos por el Instituto Nicaragüense del Seguro Social (INSS) desde octubre del año pasado, cuando ambas instituciones suscribieron un convenio.  

“Firmamos un convenio para recibir  pacientes oncológicos de todos los tipos de cáncer y de todas las edades que requieran tratamientos de alta especialidad, como cirugía oncológica, quimioterapia, radioterapia o radiocirugía”, explicó el doctor Víctor Caceros, director médico del Centro Internacional de Cáncer en El Salvador.  

Según Caceros, los tipos de cáncer que más reciben desde las unidades oncológicas de los hospitales del INSS son el cáncer de mama, de próstata, de recto, gástrico y cerebral. 
El director del Centro Internacional de Cáncer también destacó que como parte de su convenio brindan un descuento del 25% de sus precios base para los pacientes remitidos por el

INSS, lo que incluye hospedaje y alimentación para el paciente y un acompañante.   
La mayoría de los pacientes remitidos se quedan entre tres y cuatro semanas en El Salvador, ya que la alta tecnología de este centro permite eliminar los temores en unas cuantas sesiones semanales. 

“Las altas dosis de radiación se centralizan en espacios muy pequeños que concentran el tumor y producen su muerte, protegiendo el tejido que lo rodea”, destacó el doctor Caceros, afirmando que el centro que dirige es el mejor equipado en tecnología oncológica de la región. Congreso de Oncología

Durante dos días se reunieron médicos especialistas, oncólogos y personal médico en el X Congreso Nacional de la Asociación Nicaragüense de Oncología, un evento anual que en esta edición llevó por lema “Trabajando contra el cáncer”. 

El evento celebrado los días 22 y 23 de junio en el Hotel Holiday Inn, contó con exposiciones de médicos nacionales y extranjeros, así como con la presencia de centros especializados en oncología de otros países de la región.