•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mario Sandoval Castillo es el abogado a quien el cirujano plástico David Páramo Sandoval le ha encomendado la tarea de sacarlo de la cárcel donde está desde hace un año, después que la Fiscalía en dos juicios lo acusó de homicidio imprudente y lesiones imprudentes.

La nueva defensa del doctor David  Páramo  dijo a los periodistas que pedirá el beneficio (legal) de la suspensión de ejecución de sentencia para su representado, pero aclaró que antes deberá cumplirse con el trámite de unificación de sentencias.

“Vamos a pedir la suspensión de ejecución de sentencia, pero antes debemos esperar la unificación de sentencia”, dijo el abogado Mario Sandoval, al salir de la Sala 16 del Complejo Judicial Central Managua.

La suspensión de pena deberá ser tramitada ante la jueza Tercero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria de la capital, Roxana Zapata López, quien próximamente estaría programando las audiencias correspondientes. 

El galeno, en prisión desde el 30 de junio del 2016, está sentenciado a  tres años de encierro en la cárcel por el homicidio imprudente en perjuicio de Lizandra Jarquín, quien falleció en un hospital privado donde el cirujano plástico le practicó una liposucción y aumento graso de glúteos.

Lizandra Jarquín falleció el 17 de junio del 2016 a eso de la una de la tarde, pero su familia fue avisada de la desgracia a eso de las tres de la tarde, cuando su esposo llegó por ella para llevarla de regreso al hogar.

David Páramo Sandoval también está condenado a dos años de prisión por lesiones imprudentes en perjuicio de la joven modelo Allison Molina, a quien le practicó una operación de implante de bustos.

Como consecuencia de la fallida operación, Allison Molina sufrió la perforación del pulmón izquierdo que le redujo 80% la capacidad de respiración, según la acusación del Ministerio Público y por la cual fue condenado a dos años de prisión.

Quinto abogado

El doctor David Páramo, quien permanece en la cárcel Modelo de Tipitapa desde que iniciaron los procesos penales en su contra en junio del 2016, ha  cambiado cuatro veces de abogado defensor.

Primero el galeno  tuvo un defensor de oficio en la audiencia preliminar hecha el 1 de julio en el Juzgado Séptimo Local Penal de la capital, después en la audiencia inicial asumió la abogada Sobeyda Manzanares, quien lo defendió en el juicio  por el homicidio de Lizandra Jarquín.

Después en el juicio por lesiones imprudentes en perjuicio de Allison Molina y las apelaciones de los dos casos lo defendió la abogada Karina Duarte, quien en segunda instancia logró le redujeran a dos años de prisión la condena por el daño causado a la modelo.

Pasada esta etapa el galeno nombró como su defensa al abogado penalista Roberto Cruz, quien únicamente tuvo tiempo para pedir la unificación de sentencia y solicitar la hoja evaluativa de conducta del reo en el Sistema Penitenciario Nacional.