•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Envuelta en una sábana blanca fue hallada la mañana de ayer una bebé recién nacida que fue abandonada en un predio montoso del kilómetro 18 carretera a Mateare, frente a la entrada principal del residencial Ciudad el Doral.

De acuerdo con la información preliminar, el señor Juan Rafael Sánchez García, quien circulaba por el sector, fue quien encontró a la menor y dio aviso a las autoridades de inmediato.

Sánchez García, originario del municipio de Tipitapa, viajaba a eso de las 11 a.m. en su camioneta, que utiliza para su negocio de venta de colchones, cuando se detuvo a la orilla de la carretera  y miró que la bebé estaba moviéndose entre las sábanas; luego se dirigió a la estación policial de Mateare para notificar el suceso. De acuerdo con la versión de las personas que se hallaban cerca, Sánchez García viajaba con una señora, de quien se desconoce la identidad. 

Posteriormente, miembros de la Policía Nacional trasladaron a la niña al puesto de salud de Los Brasiles, Mateare, donde fue valorada por un cuerpo médico. “Dicen que está bien la niña, y venía quemadita la cara, estaba recién nacida esa niña”, declaró la señora Ester López, quien se encontraba en el centro de atención médica al momento que llevaron a la criatura.  

Así ha sido el primer año del pequeño Betzael

López manifestó también que Sánchez García acudió con la señora, que solicitaba a las autoridades le permitieran quedarse con la niña. “Ella decía: ‘Yo me la hallé, es mía, esto es una bendición de Dios, yo quiero que me la den’”, explicó López.

La Policía Nacional aún no había capturado a ninguna sospechosa de haber abandonado a la niña y las investigaciones de este caso aún están en proceso. Dos vigilantes del sector, que omitieron su identidad, expresaron que ellos no lograron ver a la persona que dejó a la niña en el predio y que desconocen si en el sector haya alguien que esté vinculado al hecho. 

Continúan sin saber nada del niño raptado

Hasta el momento, se conoce que la pequeña no sufrió daños severos en su salud, por lo que fue transferida al centro de protección de menores del Ministerio de Familia.