•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un congreso del agua potable y saneamiento se realizó en el municipio de Diriomo, con el fin de que las familias tengan la instalación del vital líquido, así como la apertura de pozos, miniacueductos y mejoras en el sistema de drenaje y alcantarillado para mejorar las condiciones de vida de los habitantes.

En la reunión se abordaron las dificultades que continúan presentando algunas comunidades para obtener agua para sus hogares, donde algunos de estos pobladores tenían que esperar las primeras lluvias para poder sobrevivir.

“Estamos trabajando en conjunto con otras instituciones como Enacal, INAA, Inifom y las alcaldías para apoyar los sistemas de agua potable, principalmente en zonas rurales, las cuales son las más afectadas por la escasez del líquido, deseamos que cada familia pueda tener este recurso tan importante para vivir y que no les sea negado el acceso a obtenerlo”, dijeron las autoridades municipales.

Leonor Morales, responsable de Unidad Municipal de Agua y Saneamiento (UMAS), comentó que “a través de este congreso queremos que haya una actitud de cuido de las fuentes, sistemas de agua y la higiene para cuidar la salud, generando un compromiso y creando conciencia en cada una de las personas para no desperdiciarla”.

“Antes el agua nos llegaba hasta los 15 días, recogíamos agua de lluvia para tomar y realizar nuestras tareas, es importante ahorrarla porque hemos sufrido esa necesidad en carne propia, ahora tenerla siempre para nosotros es una responsabilidad cuidarla”, dijo Rosa Esperanza Gutiérrez.