• León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Una participación masiva se vivió este viernes 30 de junio en horas de la mañana en Quezalguaque, a 18 kilómetros al noroeste de León, durante el primer ejercicio de protección y salvamento de la vida.

En el reparto Daniel Avendaño, la población se movilizó luego de escuchar el sonar de cazuelas y pitos. Salvadora Prado, de 57 años, quien tiene 20 años de habitar en dicha comunidad aledaña al río Quezalguaque, recordó la crecida del afluente natural y el riesgo permanente en que se encuentran.

Prado fue una de las decenas de personas que participó del simulacro y se refugió en las áreas del parque central Augusto C. Sandino. Se trabajó en torno a la hipótesis de la ocurrencia de un terremoto de 7.1, con epicentro a 21 kilómetros del casco urbano, además de la afectación ocasionada por la tormenta Charlie.

En el ejercicio participaron alrededor de 3,656 personas. Se registraron derrumbes de techo de viviendas, deslaves en áreas urbanas y aledañas al río Quezalguaque. También se registró un incendio en la iglesia Casa de Dios en la comunidad Las Mercedes.

Lucía Ruiz, miembro del Comité Municipal de Prevención de Desastres (Comupred), en Quezalguaque, calificó como exitoso el ejercicio multiamenazas. “La participación de la población fue vital, familias enteras se adecuaron del ejercicio de emergencia”, comentó Ruiz.

Bismarck Arvizú, secretario político del partido gobernante, lamentó la apatía de empresas privadas durante el desarrollo del simulacro, que involucró a 18 comunidades y 7 barrios del casco urbano.

Según Arvizú hubo una participación ciudadana del 45%. “Fue satisfactorio ver la participación de niños, mujeres y personas en general que se incorporaron en todos los escenarios que fueron recreados para logar mayor preparación ante la ocurrencia de desastres”, resaltó el líder comunal.

Se integraron al ejercicio funcionarios de instituciones de Gobierno, Bomberos, Alcaldía, Defensa Civil y Ejército.