• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional informó ayer que los doce fallecidos en accidentes de tránsito que ocurrieron la semana pasada fueron hombres, de los cuales seis eran conductores, tres peatones y tres pasajeros. También se reportaron 39 personas resultaron lesionadas en los 681 accidentes que sucedieron a nivel nacional en este período.

Asimismo, las autoridades indicaron que tan solo en esta semana se aplicaron más de 5,000 multas y suspendió la licencia de conducir a 75 conductores ebrios.

Las causas más comunes de los percances continúan siendo el exceso de velocidad, conducir en estado de ebriedad, irrespetar las señales de tránsito, no guardar distancia, imprudencia peatonal y falta de precaución al retroceder, explicó a medios oficiales el comisionado mayor Sadys Martínez, segundo jefe de la Dirección Tránsito Nacional.

La cantidad de fallecidos en la semana del 26 de junio al 3 de julio se mantuvo igual a la semana anterior y al período homólogo del año pasado, indicó ayer la vicepresidenta de la República Rosario Murillo.

Planes de seguridad vial

Por otro lado, 205 vehículos de conductores sin licencia de conducir o en estado de ebriedad fueron trasladados a los depósitos vehiculares, como parte de los planes de seguridad vial que ejecutó la Policía Nacional durante la semana pasada.

La Dirección de Tránsito Nacional también está realizando seminarios de educación vial a taxistas, conductores particulares, de recorridos escolares y transporte pesado. Dichas capacitaciones también fueron impartidas a jóvenes en la ciudad de Estelí, informó la institución en su portal web.

Everina Mendieta y David Parrales, ambos de 20 años, resultaron gravemente lesionados luego que perdieran el control de la moto en la que viajaban y se estrellaran contra un muro.

El hecho ocurrió en el lugar conocido como la vuelta de la Segovia, carretera San Marcos-Masatepe, cuando se dirigían hacia Masatepe.

Ambos jóvenes fueron trasladados por ambulancias de la Cruz Roja y Benemérito Cuerpo de Bomberos de Carazo hacia el hospital Regional Santiago de Jinotepe, inconscientes.

Según Elvin Gaitán, miembro de Cruz Roja, ambos jóvenes presentaban traumas cerrados en el cráneo ya que ninguno portaba el casco de seguridad.

Ambos lesionados fueron trasladados veinte minutos después de haber ingresado al Regional Santiago hacia el hospital Lenín Fonseca, ubicado en Managua.