• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La osamenta de mujer encontrada en la sala de una casa del barrio Sol de Libertad, de Managua, el pasado 29 de junio, corresponde a Rechel Rostrán Obando, de 16 años, determinó ayer el Instituto de Medicina Legal (IML), según familiares de la joven y los reportes de medios oficialistas.

Jorge Rostrán y Paola Yajaira Obando Castillo, padres de la joven, llegaron la mañana de ayer al IML para realizarse las debidas pruebas e identificaron los objetos que se encontraron en la osamenta al momento del hallazgo.

Paola Obando, mamá de la joven, fue quien acudió al distrito V de la Policía Nacional en Managua para pedir que se realizara una prueba de ADN con la osamenta encontrada, puesto que el día del hallazgo el forense Néstor Membreño, especialista patólogo, precisó que el cuerpo de la mujer tenía entre seis meses y un año de muerta y no superaba los 20 años de edad.

Junto a los restos se encontró una licra negra y una pulsera de goma multicolor que Rechel usaba en su tobillo derecho, piezas que indujeron a Paola Obando a presumir que se trataba de su hija.

“Yo desde un comienzo tenía el presentimiento de que mi nieta estaba muerta. Ahora que la noticia se confirma nos da una tristeza enorme porque una niña de 16 años no se merece morir de esa manera”, expresó por su parte Vicenta Espinoza, abuela de la joven.

Rechel Paola Rostrán Obando habitaba en el barrio René Polanco y había desaparecido desde el pasado 8 de enero cuando, según familiares, unas amigas identificadas llegaron a traerla y no regresó más.

“Esta noticia nos impacta. Mi hija andaba con malas amistades y ya hemos informado a la Policía sobre quiénes son, por eso pedimos que se investigue a fondo”, dijo Jorge Rostrán, papá de la joven.

Se presume asesinato

Los habitantes de la vivienda, que son inquilinos de Julio Tenorio, descubrieron el esqueleto cuando uno de sus miembros realizó una revisión en la tubería.

Se sospecha que la mujer fue asesinada, puesto que junto a los restos también se encontró un alambre de púas.

“Una osamenta es un caso complejo, lo estamos trabajando con la técnica criminalística y el IML. Es un caso complejo, hay muchas versiones, pero no queremos adelantarnos”, indicó ayer por la mañana el comisionado mayor Sergio Gutiérrez, segundo jefe de la Policía de Managua, cuando se refirió al caso, antes que fuesen públicos los resultados del examen de ADN.

Oficiales del Instituto de Criminalística del distrito V de la Policía Nacional se encuentran realizando las debidas investigaciones.

37 femicidios frustrados

De acuerdo con cifras de la organización Católicas por el Derecho a Decidir (CDD) este año se reportan 37 femicidios frustrados, 13 de estos fueron perpetrados por las parejas y tres por las exparejas. El año pasado en la misma fecha se registraron 15.

En 19 de los casos usaron armas cortopunzantes para atacarlas. La mayoría de estos (8) se dieron en Managua.

De confirmarse el asesinato de la joven de 16 años, se eleva a 34 la cantidad de mujeres asesinadas en lo que va del 2017, según datos de la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

Managua encabeza la lista, con cinco asesinatos, la Región Autónoma del Caribe Sur registra cuatro casos, Caribe Norte tres, Jinotega tres, dos en Matagalpa; mientras que en Chinandega, Rivas, Estelí, Chontales, Madriz y Nueva Segovia se registra una mujer asesinada.