•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una casa colapsó parcialmente en Chinandega a causa del viento y la lluvia, este martes.

La casa está ubicada en el barrio Guadalupe, y es la segunda en colpasar en ese sector y la séptima que se cae en Chinandega desde que inició el invierno.

Rafaela Castellón es la dueña del inmueble en Chinandega. Ella se disponía a salir a su trabajo esta tarde cuando escuchó el estruendo que antecedió a la caída de la pared de madera.

La casa en Chinandega quedó inhabitable. Carol Munguía/END“En esta casa nací. Se construyó hace 60 años. Hace ocho tuve un susto cuando se cayó el techo, ahora cedió la pared que da a la calle porque la madera es vieja y el invierno entró fuerte”, dijo la mujer que lloraba ante los escombros de su casa.

Ella y sus dos hijos dormirán en casa de vecinos esta noche, porque su vivienda es inhabitable.

Esta es la cantidad de casas afectadas por las lluvias en junio en Nicaragua

La alcaldesa de Chinandega, Aura Lila Padilla declaró que “es la séptima casa que se viene abajo en esta temporada. Algunas con daños parciales y las recomendaciones son evitar riesgos en las casas antiguas de los barrios”, apuntó.

Padilla dijo que la municipalidad tiene una partida presupuestaria para ayudar ante estas emergencias, entre ellas construir la vivienda completa.

El Responsable del Comité Municipal de Prevención de Desastres (Comupred), Álvaro Romero, indicó que se analiza la ayuda a las familias afectadas ubicadas en la Comarca San Benito, Guadalupe, Ana Virgen Noble y Walter Arata.

En los dos primeros barrios existe un inventario de casas que datan desde hace 100 años, que podrían estar en peligro de derrumbarse.

“Mañana habrá una evaluación de los daños y planificación de la ayuda a esta humilde mujer, que tenemos entendido tiene dos trabajos,para cubrir sus necesidades”, expresó.

El subteniente José Gutiérrez, de la Asociación Civil de Bomberos de Chinandega, se apoyó de una brigada de escombreo para remover el material que quedó sobre la acera, advirtiendo que ningún ciudadano pasara sobre el sitio.

Los daños materiales fueron valorados en más de 20,000 córdobas, según especialistas en construcción de la municipalidad.