•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional detuvo la tarde de ayer a una joven de 17 años, de iniciales H.N.M, quien supuestamente dio maltrato infantil a su hijo de 11 meses, en el barrio Villa Alemania, en Managua. 

Luego de difundirse en las redes sociales el video donde el niño aparece golpeado y ensangrentado, la Policía llegó a la casa donde Mairena trabaja como asistente del hogar. Ahí estuvieron hasta que terminaron las investigaciones. 

De acuerdo a Arelys Grillo, quien grabó el video y que vive en la misma casa de la supuesta agresora, esta recibe posada de parte de su familia. Pero la noche del martes a eso de las 11 de la noche escucharon que el niño lloraba y según ellos la joven estaba agrediendo al bebé. 

Grillo relató que la mujer, supuestamente, le pegó a su bebé primero con una chinela y luego lo tiró contra una pared. 

“Ella (la joven), acostumbraba a darle maltrato al niño, por eso en la casa estábamos encima de ella, para que no lo siguiera haciendo, pero esta vez se pasó”, afirmó Grillo. 

La casa donde Mairena habitaba es propiedad de Cairo Grillo y Elena Reyes, quien fue la que le quitó al niño de los brazos. Esta tenía al menos dos años de habitar en el hogar.  

Otra versión

Yasmina Muñoz habita en la casa donde la mujer trabajaba como empleada doméstica. Según Muñoz, la joven trabaja para su hermano, de nombre Stalin, cuidándoles a sus hijos. 

Aseguró que la joven no es una persona violenta con sus sobrinos y nunca vieron que le diera maltrato a su hijo. “Es una joven inestable que anda de casa en casa, y que regresó hace dos meses a trabajar con mi hermano”, aseguró Muñoz.

La testigo mencionó que la supuesta agresora cuenta que es originaria de San Francisco Libre y que allá tiene otro hijo de tres años aproximadamente, al que dejó con su mamá. 

Embarazo adolescente

Nicaragua tiene la tasa más alta de embarazo en adolescentes. De acuerdo con un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), tres de cada diez mujeres en Nicaragua han tenido al menos un hijo antes de cumplir los 18 años.

Vecinos del lugar mencionaron que en ocasiones miraba con marcas de fajazos en la pierna al niño. La mujer no se opuso a su arresto y subió a una patrulla policial junto a su niño, en medio de la presencia de decenas de vecinos y curiosos. Mairena fue trasladada a la estación del distrito VII de la Policía Nacional en Managua.