•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En lo que va de este año, 37 mujeres fueron víctimas de femicidio en grado de frustración, de acuerdo con el recuento de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), una cifra similar a la reportada el año pasado para el mismo periodo, cuando hubo 35 delitos de este tipo.  

Según el observatorio de violencia de CDD, que recolecta los casos reportados por diversos medios de comunicación, la mayoría de los femicidios frustrados se cometieron a mujeres entre 26 y 40 años, siendo estos 15 casos. Mientras que 12 mujeres entre 21 y 25 años también fueron víctimas. END

El recuento de la CDD considera como femicidio a un homicidio cometido en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, tanto en el ámbito público como privado. Esa es la razón por la que no limitan el crimen al cometido por parejas o exparejas de las víctimas, como estipula la ley 779 con sus reformas incluidas. 

Con base en la definición anterior, 13 de los agresores fueron las parejas de las mujeres agredidas, y 6 eran exparejas, una cifra bastante similar a la del año pasado: los delitos los cometieron 14 parejas y 6 exparejas. Los demás crímenes fueron cometidos por conocidos, vecinos, padrastros o suegros.  

Según Magaly Quintana, de CDD, la mayoría de mujeres víctimas de este delito resultan con lesiones permanentes que disminuyen su calidad de vida. Algunas incluso han quedado parapléjicas y mutiladas. 

Además, el daño psicológico es grave. “Están con temor de que el agresor puede volver en cualquier momento” manifestó la activista, quien asegura que los niveles de impunidad son altos en este tipo de casos.   

De acuerdo con el Código Penal de Nicaragua, un delito frustrado existe cuando “el culpable a pesar de haber hecho cuanto estaba de su parte para consumarlo, no logra su propósito por causas independientes de su voluntad”.

En el artículo 79 del mismo Código se especifica que al autor del delito frustrado “se le impondrá una pena equivalente a la mitad de la que mereciere el delito consumado pudiendo ser elevada hasta los dos tercios al arbitrio del Juez”, lo que significaría que la pena para femicidio frustrado podría ser entre 10 y 20 años de cárcel. 

La organización feminista también reportó que fueron 23 las mujeres asesinadas durante los primeros seis meses del año. Dichas muertes dejan en la orfandad al menos a 30 niños y adolescentes. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus