•   1042  |
  •  |
  •  |

Mauricio González

Las aves son importantes indicadores de la salud de los ecosistemas y en el país hace falta estudiar estas especies con este propósito, consideró el biólogo Marvin Torres, quien junto al científico estadounidense Wayne Arendy, publicó el manual “La muda en especies de aves selectas de Nicaragua”, producto de nueve años de investigación. 

Según Torres, en Nicaragua hay 756 especies, de las cuales 450 no son migratorias. A su criterio la mayor amenaza a esta especie es la destrucción de los bosques y la falta de sensibilización de la población. 

A criterio del naturalista Jaime Íncer, los nicaragüenses necesitan tener un aviario con dos propósitos: para promover el turismo de avistamiento de aves y educar a las siguientes generaciones en temas ambientales. 

Salvadora Morales, miembro del movimiento ambiental Quetzalli, una organización que promueve la conservación de las aves, aseguró que estas especies son importantes en la cadena natural ya que esparcen semillas ayudando a regenerar los bosques. 

“La muda en especies de aves selectas de Nicaragua” está dirigida a estudiosos de las aves. Se espera que como efecto secundario haya mayor interés en el tema y por ende Nicaragua sea establecida como destino de avistamiento. 

Las aves, desde las más pequeñas hasta la más grande, son un engranaje importante en los ecosistemas, los mantienen vivos y sanos, son controladores de plagas y presas, señaló el biólogo Marvin Torres. 

La edad de un ave 

De acuerdo con Torres, el estudio contiene información sobre 13 especies, entre las que destacan Tangara Charralero, Saltarín Toledo, Hormiguero Búlico, entre otros. La guía explica cómo las aves mudan su plumaje para mantenerlas funcionales. 

La muda es un proceso cíclico que se repite cada año en la vida de un ave, en este reemplazan sus plumas ya gastadas por un grupo nuevo.

 “Las 13 especies  al momento de hacer las investigaciones eran más comunes, esto ayudó a tener más datos exactos con los cuales sacar conclusiones con menor error”, detalló Torres. 

En cuanto a tips para saber la edad de las aves, Torres dijo que es algo complicado para las personas que no tienen experiencia, pero hay algunos puntos básicos, como detectar los límites de plumas viejas con las nuevas para determinar si las plumas son juveniles o adultas. 
Las plumas juveniles de las aves se reemplazan durante y después de salir del nido y son de consistencia suelta. 

La catedral, ¿un aviario?

Jaime Íncer propone que la antigua catedral de Managua sea convertida en un aviario ya que es una estructura a la que solo le falta acondicionarle un techo especial para que las aves no escapen. 

“Hace muchos años los ticos convirtieron una vieja catedral en aviario, orquideario y mariposario. Esto es lo que propongo desde hace años, convertir este antiguo templo en un lugar donde la gente conozca algunas especies de nuestras aves y plantas”, sugirió el reconocido científico nica. 

Agregó que “se pueden crear fuentes de agua, jardines suspendidos, alimentación para las aves y eso no le quitaría el atractivo arquitectónico sino que sería un buen complemento”.

Turismo e investigación

Torres explicó que un ave adulta refleja un ecosistema saludable porque solo en un hábitat conservado pueden desarrollarse. “Es como en los humanos, los padres proveen de alimentos a los menores, mientras que los adultos debe conseguirlo, si lo encuentra están bien”, ejemplificó Torres.  

En la capital hay puntos ideales para la observación de aves, entre ellas las sierras de Managua, Las Nubes, en el Crucero, la Reserva Silvestre privada Quelántaro, ubicada en Villa el Carmen, y la península de Chiltepe.

Salvadora Morales, miembro del movimiento ambiental Quetzalli, lamentó el hecho de que las aves son menospreciadas ya que poco se habla de su situación. “Cada mañana que nos levantamos escuchamos un pájaro, ellos están cerca pero a la vez invisibles”, afirmó Morales. 

La representante de Quetzalli señaló que el Zoológico Nacional es el único lugar que recibe aves lastimadas y las rehabilita. Como organización se están involucrado en un proyecto para contabilizar aves marinas con el objetivo de crear un censo, reveló Morales.