•  |
  •  |

El diabetólogo Luis Alemán, jefe del Centro de Diabetes y Enfermedades Metabólicas del Hospital Vivian Pellas, menciona que hay una alta incidencia de diabetes en Nicaragua, que afecta al 12% de la población y además ocupa el cuarto lugar de prevalencia de enfermedades a nivel 
centroamericano.

Según el Mapa de Salud, del Ministerio de Salud (Minsa), la diabetes fue la tercera causa de defunción a nivel nacional el año pasado, con un total de 2,049 fallecidos. 
Por otra parte, la calidad de vida de los pacientes que viven con diabetes es seriamente afectada, ellos tienen dos veces más probabilidades de desarrollar una infección que los no diabéticos, lo que podría poner en riesgo su salud inmediata y hasta su propia vida. 

Especialistas del Hospital Vivian Pellas especifican que la vulnerabilidad de los diabéticos se manifiesta al comparar los datos con personas sin esa enfermedad. En un período de un año, por cada 2,000 personas, tres no diabéticos adquieren una infección, contra cinco pacientes diabéticos, es decir, casi se duplican los riesgos de presentar estas complicaciones, detalló el infectólogo Carlos Quant. 

El Mapa de Padecimientos del Ministerio de Salud (Minsa) reporta que el año pasado se atendieron en el sistema público a 72,647 personas por  diabetes, que es la tercera enfermedad crónica que más afecta a los nicaragüenses.

Esto acentúa la necesidad que los pacientes adquieran las vacunas contra las infecciones agresivas como la influenza y la neumonía, enfermedades que repuntaron a nivel nacional en los primeros meses de 2017. 

Infecciones 

Especialistas del Centro de Diabetes y Enfermedades Metabólicas del Hospital Vivian Pellas, en el marco del sexto aniversario de la fundación de dicha institución, este martes en Managua, propusieron un sistema de inmunización con vacunas para evitar que los diabéticos contraigan infecciones. 

Dentro de las principales enfermedades que sufren los pacientes con diabetes y las que más impactan su estado de salud son la influenza, conocida popularmente como gripe, y la neumonía, provocada por la bacteria neumococo, que aparece principalmente después de una infección viral.
En relación a la influenza, o gripe, los diabéticos tienen cuatro veces más probabilidad de ser ingresados a una unidad de cuidados intensivos (UCI). “Eso significa 300% más de probabilidad de ser admitido por una condición grave en una terapia intensiva”, precisó Quant.

Además, los pacientes diabéticos tienen seis veces más riesgo de desarrollar neumonía en comparación con el resto de la población. Actualmente, existe una vacuna contra el neumococo, que protege además contra la meningitis, señaló el doctor Guillermo Porras, jefe de medicina interna del Hospital Vivian Pellas. 

Esta es una dosis única y se refuerza cinco años después de la primera aplicación, agregó Porras.  

Este sistema formal de inmunizaciones,  en el que se implementa un registro de estas vacunas a todos los pacientes del Centro de Diabetes y Enfermedades Metabólicas, busca prevenir y disminuir el riesgo de los pacientes diabéticos ante las enfermedades, añadió el médico.  

Está bien demostrado que son vacunas seguras, eficaces e incluso disminuyen la morbilidad y mortalidad, que es lo más importante en este tipo de personas que viven con diabetes. Al estar vacunados, disminuye la probabilidad de manera significativa de padecer influenza y enfermedades por neumococo, como la neumonía o meningitis. 

Respecto a la relación entre la diabetes y la susceptibilidad ante infecciones, el doctor Quant explica que la diabetes produce “disfunción inmune”, es decir, que altera los mecanismos de defensas del cuerpo y lo deja vulnerable ante las infecciones. 

Los descontroles metabólicos propios de la diabetes como la hiperglicemia, aumento del nivel de “azúcar” en la sangre,  hacen que la enfermedad progrese y se produzca mayor disfunción inmune. Esto a su vez, provoca que las probabilidades de adquirir infecciones aumente y que la misma diabetes continúe progresando, convirtiéndose en un “círculo vicioso” que puede ser combatido con las vacunas, asegura el infectólogo.  

En Nicaragua, la neumonía registró un acumulado de más de 59,000 pacientes positivos y un total de 110 fallecidos hasta la última semana de junio. 

El doctor Quant también especificó que la bacteria del neumococo es la más frecuente en todas las neumonías, al ser más agresiva, la mortalidad puede elevarse hasta en el 20% del total de casos. 

“Tanto en adultos como en niños, es el agente del 50% de las neumonías que requieren internamiento,  generalmente una complicación común después de la influenza, es decir, es un cuadro de gripe y el paciente se complica con neumococo, una enfermedad invasiva y amenazante”, explica el infectólogo. 

Las causas

Por su parte, el doctor Alemán opina que la incidencia de la enfermedad en Nicaragua se debe a la “falta de educación” de la población en general, poca información acerca de la diabetes y a la falta de promoción de estilos de vida saludable.

Alemán también mencionó que el problema no radica en evitar algunas comidas, sino de encontrar un punto de equilibrio. “Vos podés comer de todo, pero hay que saber comer, aprender a hacer ejercicio, aprender a tomar mucha agua diario. El factor educativo es lo más importante, más que el fármaco”, añadió.  

El especialista también señaló que la principal recomendación para evitar que los casos de diabetes aumenten, es cambiar el estilo de vida. “Hay que aprender a ser preventivos y no curativos, es más barata la medicina preventiva que la curativa”, sostuvo Alemán, refiriéndose al costo mensual aproximado del tratamiento de la enfermedad que puede oscilar entre los C$3,000 y C$4,000.