Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El procurador penal de Nicaragua, Iván Lara, entregó ayer en esta capital la notificación realizada por la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia nicaragüense, en el caso que se le sigue en Panamá al ex presidente de ese país, Arnoldo Alemán, por blanqueo de capitales, confirmó hoy una fuente oficial.

El director la Oficina del Tratado de Asistencia Legal Mutua (TALM), Edwin Aldeano, dijo a Acan-Efe que la notificación entregada por el procurador Lara este miércoles solamente involucra al ex presidente Alemán y a su esposa, María Fernanda Flores.

“La diligencia ya fue tramitada al Juzgado, aunque para los efectos internos de Panamá ya ellos fueron notificados y lo actuado por la Sala de lo Penal sólo ha reafirmado lo actuado por el juez panameño Adolfo Mejía”, precisó la fuente.

Alemán, junto a otros colaboradores suyos, fueron acusados por la Fiscalía Anticorrupción de Panamá del blanqueo de fondos del erario público nicaragüense por valor de 58.2 millones de dólares, a través de una red de empresas y bancos panameños.

En julio del 2006, el juez tercero, ramo penal panameño, Adolfo Mejía, ordenó la detención del ex presidente, de su esposa María Fernanda Flores, su suegro José Antonio Flores, y su ex director de Ingresos, Byron Jerez, acusados de blanqueo de capitales.

La notificación panameña le fue hecha el pasado 13 de diciembre a Alemán, fecha en que también el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) confirmó la condena de 20 años de prisión por lavado de dinero y otros delitos, y revocó el beneficio que le permitía el movilizarse por todo el país.

La sentencia obliga a Alemán a estar recluido en su casa de hacienda, a 26 kilómetros al sur de Managua, “bajos medidas restrictivas” debido a que padece de enfermedades crónicas.

Mauricio Martínez, abogado de Alemán, dijo en esa ocasión que esa notificación panameña no significa que vayan a enviar a Panamá a su defendido, sino que se cumple con un trámite.

Alegó que la orden judicial de Panamá no tiene validez legal en Nicaragua, porque la Constitución establece que no existe extradición por delitos políticos o comunes conexos con ellos.

Notificado también
el suegro de Alemán
Eloísa Ibarra
La juez Concepción Ugarte notificó ayer a José Antonio Flores Lovo, suegro del ex presidente Arnoldo Alemán, el llamado a juicio de las autoridades de Panamá para que responda a la acusación que le interpuso la Fiscalía de aquel país por el delito de blanqueo de capitales.

Flores fue notificado en su residencia de Las Colinas por la juez Ugarte, quien días atrás también notificó la apertura a juicio a Alemán, en su casa hacienda El Chile, donde se encuentra recluido después que los magistrados de la Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) le revocaron el régimen de convivencia familiar.

El juez Tercero de Circuito Penal de Panamá, Adolfo Mejía, ordenó el llamado a juicio, lo que significa que el delito de blanqueo de capitales está acreditado allá, y que el juez encontró suficiente evidencia para conocer el fondo de la acusación de la Fiscalía.

La Fiscal Anticorrupción de Panamá, Mercedes de León, ordenó el pasado 30 de marzo la prisión preventiva internacional para Flores, Alemán, para María Fernanda Flores de Alemán, y para el ex el director de Ingresos Byron Jerez, pero las autoridades nicaragüenses sólo han notificado el llamamiento a juicio.

En esa oportunidad, explicó que la orden de detención se ejecutaría a través de los organismos de la Policía internacional, y de acuerdo con los tratados internacionales establecidos en materia penal.

Alemán, los Flores y Jerez, fueron acusados de transferir 58.2 millones de dólares de la Tesorería General de Nicaragua a cuentas en una decena de bancos panameños, para lo cual utilizaron las sociedades anónimas creadas en ese país.

“Los fondos del Estado nicaragüense pasaron de una cuenta a otra” en Panamá, y parte del dinero se transfirió a terceros países y algunos acusados compraron en Panamá apartamentos de lujo y vehículos, según la acusación.

El juez Mejía, sobreseyó al ex ministro de Hacienda y Crédito Público, Esteban Duquestrada, quien podría comparecer en el juicio como uno de los testigos principales, pues en su declaración ante la Fiscalía de Panamá dejó claro que fue Alemán quien ordenó se desviarán fondos de la Tesorería General de la República para sus cuentas en aquel país.

También fueron sobreseídos a petición de la Fiscalía, Alfredo Fernández, ex asistente privado de Alemán, Jorge Solís Farias, Álvaro Alemán y Arnoldo Alemán Estrada. Valeria y Ethel Jerez no fueron llamadas a juicio.

En la presentación de los elementos de convicción, De León explicó cómo se configuró el delito de lavado de dinero en Panamá, y fue muy clara en exponer que no están acusando por los hechos ocurridos en Nicaragua, sino por el blanqueo de capitales ocurrido a través del sistema financiero de su país
Detalló cómo los acusados crearon unas 60 sociedades anónimas y abrieron cuentas para transferir el dinero que sacaban de las arcas del Estado de Nicaragua, país que ocupa el segundo lugar en índices de pobreza en América Latina.

nes/rsm