•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La tendencia de los nicaragüenses dispuestos a salir del país continúa en descenso. La última encuesta de M&R Consultores revela que el 68.4% de los consultados descarta emigrar en este momento, y solo el 28.5% considera esa opción.

El porcentaje de ciudadanos interesados en ir a vivir al exterior disminuyó en 9% con relación a la encuesta de abril pasado, cuando fue de 37%, indica el Sistema de Monitoreo de Opinión Pública (Sismo).

En el estudio, que se publica hoy jueves, el 51% de los encuestados dice tener familiares en el exterior.

En el departamento de Managua, el más poblado del país, el 62.1% de los encuestados expresó que prefiere quedarse en Nicaragua. En el interior del país, el 71% de los consultados manifiesta lo mismo.

Los nicaragüenses que consideran la posibilidad de emigrar al exterior manifiestan los siguientes motivos: Ir a trabajar para recoger dinero y regresar a pagar deudas, ahorrar para venir a crear un negocio o comprar una casa.

Estados Unidos, Costa Rica, España y Panamá continúan siendo los destinos principales que los nicas consideran, para ir a vivir y trabajar. La inclinación por España muestra un incremento de 7%, entre las personas que manifiestan la intención de emigrar.

Motivos para quedarse

Raúl Obregón, gerente general de M&R Consultores, considera que el hallazgo principal de esta encuesta es la tendencia a “la baja paulatina de las personas que optarían por irse del país”, porque “venimos de un 70% de tendencia que se marcaba hace 15 años, a un 28% actual”.

Sobre las razones para quedarse en Nicaragua, manifestada por la mayoría de encuestados, Obregón explica que “pese a que el principal problema de la población sigue siendo el desempleo, ahora parece haber más ofertas de trabajo, más demanda de mano de obra en el sector construcción, textil y turismo”.

“Las razones tradicionales que han impulsado a los nicaragüenses a irse del país, como ir a recoger dinero para venir a poner un negocio o comprar una casa, aquí poco a poco se están dando y de esta manera también se evita la desintegración familiar”, indica Obregón.

Por edad y educación

La mayoría de nicaragüenses que expresan la intención de salir del país son jóvenes entre 16 y 27 años (45%). El 25% tiene entre 28 y 47 años, mientras el 11% son mayores de 48 años.

La intención de emigrar también varía con relación a la escolaridad. El 30.1% de quienes se quieren ir ya alcanzaron la universidad, el 31.2% culminó la secundaria y el 23% finalizó la primaria.