•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 59% de los nicaragüenses cree que los problemas económicos que atraviesa el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) están en vías de solución, mientras el 24.3% opina que esta institución está al borde de la quiebra.

Eso indica la última encuesta de M&R Consultores divulgada este jueves, en la que fueron consultados 1,600 ciudadanos en todo el país.

El INSS enfrenta un déficit financiero que, entre enero y abril de este año, es de C$501.9 millones, según las estadísticas del Banco Central de Nicaragua (BCN).

En la encuesta de M&R, el 53.4% de las personas con una edad superior a los 48 años estima que el INSS se encuentra con problemas económicos en vías de solución, y esa confianza se incrementa al 60% en el segmento con edades entre 16 y 47 años.

Ni más cuotas ni más edad

M&R consultó a los nicaragüenses sobre la sugerencia del Fondo Monetario Internacional (FMI) de elevar la cantidad mínima de cuotas de los asegurados para jubilarse, que hoy son 750, y el 80% se opone a ese incremento.

También el 89% de los encuestados quiere que se mantenga la edad de jubilación en 60 años.

El 89.3% respalda que se mantengan las pensiones reducidas a adultos mayores que no lograron la cantidad mínima de cotizaciones requeridas para la jubilación.

Raúl Obregón, gerente general de M&R Consultores, dice que algunos ciudadanos interpretaron las recomendaciones del FMI “como que el INSS está en quiebra o que ya no habría seguro social, pero hay una mayoría que dice que hay manera de abordar estos problemas y que se van resolver”.

“Lo que sucede es que el Seguro Social ya ha pasado por varias crisis desde su creación, y siempre las supera. Creo que eso tiene que ver un poco con esa confianza de la gente”, comentó Obregón.