•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una investigación judicial guatemalteca involucró este viernes a un exministro y un exembajador en un complejo esquema de corrupción y blanqueo de dinero en Guatemala para financiación electoral ilícita.

Alejandro Sinibaldi, titular de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda entre 2012 y 2014 bajo la presidencia de Otto Pérez, es señalado de crear tres empresas de cartón a través de las que cobraba “sumas millonarias” de las constructoras a las que se les asignaban, a cambio, contratos públicos.

Sinibaldi, que renunció en septiembre de 2014 al Ministerio de Comunicaciones para buscar la Presidencia del país, está en busca y captura desde el año pasado por otro caso en el que supuestamente sufragó lujosos regalos a través de comisiones ilegales al expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos ahora en prisión preventiva por corrupción.

El exministro, mediante las compañías ficticias, recibió soborno de ocho constructoras para el pago de deudas y proyectos de infraestructura con la institución.  

Se estima que los sobornos a la red de Sinibaldi superan los 10 millones de dólares, que se revirtieron a los contratistas en pagos de deudas y adjudicación de nuevos contratos por alrededor de 241 millones de dólares.Alejandro Sinibaldi. FotoTwitter/END

“Primero se incentiva la maquinaria estatal mediante el pago del soborno para que el ministerio cancele el valor de la deuda de arrastre, o el valor de una nueva facturación”, declaró por su lado el exmagistrado colombiano Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU.

De interés: 18 meses de prisión preventiva a expresidente Humala y su esposa

En 2015, para la proclamación de Alejandro Sinibaldi como candidato presidencial de Partido Patriota, se emitieron cheques de gerencia del banco G&T Continental para el pago de 71 mil cajas de pollo y 10 mil 600 mufins, mediante factura a nombre de la Constructora Benelli.

Sinibaldi está prófugo con orden de captura por su probable participación en la compra de un helicóptero como regalo a Pérez (2012-2015), preso por cargos de corrupción, y está en el centro de otro caso de corrupción que involucra a la empresa brasileña Odebrecht en la adjudicación de la ampliación de una carretera en el sur del país.

Lea más: Exministro de Guatemala prófugo dirigía red que cobró 13 millones en sobornos

El exembajador Julio Ligorría, quien estuvo destacado en Washington entre 2013 y 2015, es señalado de su lado de financiamiento electoral ilícito por presuntamente facilitar que la empresa telefónica Telgua, del magnate mexicano Carlos Slim, aportara 2 millones de dólares a la campaña electoral del partido de Pérez sin reportarlo.

Lavado de dinero 

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala aseguró que más de 13 millones de dólares fueron lavados en Nicaragua a través de otra red de empresas con nombres  similares a las de Guatemala, trabajaba con un esquema de préstamos de las compañías guatemaltecas para que esos fondos obtenidos a través de actividades ilícitas aparecieran como fruto de actividades lícitas y circulasen sin problema en el sistema financiero.

Además detectaron que las empresas Constructora Benelli S. A., Agropecuaria y Constructora Agua Azul S. A. y Agropecuaria El Florido S. A. estaban ligadas al señor Alejandro Sinibaldi Aparicio y  eran manejadas por una red de operadores. 

La acusación presentada por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) relata que “en noviembre del 2016, la estructura criminal se asesoró para buscar el mecanismo de traslado de capitales hacia Nicaragua. Las autoridad localizaron un diálogo de chat vía WhatsApp entre Douglas Paredes Álvarez y su esposa Ana del Compadre acerca del asunto. 

“Después la organización, crea en Nicaragua cinco empresas para inyectarles capital ilícito… En estas empresas aparecen vinculados como socios los guatemaltecos: Douglas Yoalmo Paredes Álvarez, Juan Ramón Solórzano Henkle, Carlos Presa Aguirre, Jose Francisco Presa Aguirre, Jorge Mario Francisco Solano Vásquez y Pedro José Valenzuela Crespo. El objetivo era mover el Capital ilícito de las empresas de la estructura criminal dirigida por Alejandro Sinibaldi”.

La acusación detalla que en “Nicaragua el grupo organizado opera mediante un esquema de préstamos con las empresas de Guatemala. Una de ellas, Inversiones Don Nico S. A,  en Nicaragua recibió un préstamo por 400,000 dólares”. 

La investigación también localizó información de gestiones para la apertura de cuentas bancarias ante el Banco 

ProCredit de Nicaragua. La solicitud de cuenta por parte de la sociedad Don Nico, 

S. A., cuyo titular indica ser José Valenzuela Crespo, documento fechado el 2/11/2016, en el cual  indica ser ingeniero industrial y asesor agrícola con salario de 10,000 dólares.  De igual manera la solicitud de cuenta en el mismo banco por parte de la sociedad Inversiones MJS S. A., cuyo titular indica ser Douglas Yoalmo Paredes Álvarez, documento fechado el 11/11/ 2016,  indica ser auditor y asesor contable con salario de 2,500 dólares.

Las autoridades tienen en su poder documentos y correos electrónicos utilizados para coordinar las transacciones  financieras en los cuales se incluyen los números de cuenta en Nicaragua.