• Jinotega, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un plantío de marihuana con 4,718 plantas y 8,000 plantitas en almácigos incautó una patrulla del Ejército el pasado sábado a 12 kilómetros al sureste de Yakalpananí, departamento de Jinotega, reportó la comandancia general del Ejército de Nicaragua.

De acuerdo con el comunicado, el plantío fue destruido en el lugar por las autoridades.

Esta misión se dio en el marco de la operación Sandino-Morazán, que el ejército realiza en coordinación con las Fuerzas Armadas de Honduras y en cumplimiento del “Plan de Protección de las Fronteras Estatales”, a través del cual se han realizado 350 servicios operativos en la última semana.

El 1 de julio de este año se incautó otro plantío de marihuana, aunque de menor magnitud. Fue la patrulla del Batallón Ecológico “Bosawas” la que destruyó en un área ubicada entre San Antonio de Susun y San Marcos de Nasawe, a 30 kilómetros al sureste de Siuna, 960 plantas de marihuana.

Como parte de las operaciones, también se ocuparon semovientes que provenían de forma ilegal del territorio hondureño. Según las autoridades militares, las cabezas de ganado eran trasladadas por Jessenia Granuel Arrechavala, a quien se capturó en Bullkiam, ubicada a 1,500 metros del norte de Leymus, la comunidad de donde fue extraído el ganado.

Según el Ejército, autoridades de aduana y agentes policiales procedieron a la entrega de los semovientes a los líderes de la comunidad de Leymus.

“El Ejército de Nicaragua continuará desarrollando los patrullajes operativos en la frontera y áreas rurales para brindar seguridad a los trabajadores y productores”, concluye el comunicado.