•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos tres inmuebles y un vehículo sufrieron daños totales ayer en la zona de Ciudad Jardín, cerca del mercado Oriental, en Managua, producto de un incendio que empezó a eso de las 3:45 p.m. y que fue controlado por los cuerpos de bomberos aproximadamente a las 6:30 p.m., afirmó Jaime Delgado, presidente de la Asociación de Bomberos de Nicaragua.

Según la versión preliminar brindada por la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), el siniestro fue ocasionado “por un cortocircuito producido por una conexión inestable en la bodega de pacas” ubicada exactamente de los semáforos de la Tenderí, una cuadra al oeste.

Posteriormente, el fuego se extendió a otras dos propiedades, una ferretería y una casa particular. 

El lugar fue resguardado por las autoridades y el servicio de electricidad fue suspendido temporalmente mientras se apagaba el incendio. 

Orlando Chacón, dueño de la ferretería que fue consumida totalmente por las llamas, aclaró que ninguna persona había resultado lesionada en el incidente y que las pérdidas materiales del  negocio superan los US$5,000, aparte del costo de la infraestructura.

“Mi esposa salió a tiempo, el vecino a quien le alquilamos le avisó, si no estuviera lamentando su muerte. Dicen que empezó en el módulo de las pacas, ha de haber sido un cortocircuito porque las pacas no se pueden incendiar solas”, mencionó Chacón.

En la bodega, las llamas consumieron casi toda la infraestructura y se incineraron las pacas que se encontraban dentro del sitio. 

Anoche, las autoridades reportaron que un microbús que se encontraba dentro de la ferretería también se quemó por completo.

El incendio fue asistido por un grupo numeroso de bomberos voluntarios, miembros de la Defensa Civil, cuatro ambulancias de la Cruz Roja, 70 miembros de la Policía Nacional y dos cuadrillas de Enatrel. Para controlar el siniestro fueron utilizadas seis cisternas y dos pipas de agua de la Alcaldía de Managua.